Publicado: 13.05.2014 12:56 |Actualizado: 13.05.2014 12:56

Más de cien personas se autoinculpan contra la condena a prisión de dos piquetes del 15-M

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

"En los hechos por los que han sido condenados ambos piquetes participó el compareciente". Esta frase ha sido firmada por más de 120 personas que se declaran culpables de los mismos delitos por los que dos miembros de un piquete del 15-M han sido condenados a tres años y un día de cárcel por atentar contra el derecho de los trabajadores durante la huelga general del 29 de marzo de 2012.

La autoinculpación masiva se ha registrado este martes, cuando la Audiencia de Granada estudia el recurso interpuesto por los dos condenados, que han protestado hoy por una sentencia que han calificado de "desproporcionada" junto a medio centenar de personas.

La sentencia les fue interpuesta en junio del año pasado por el Juzgado de lo Penal 1, que consideró probado que los dos condenados protagonizaron coacciones durante la huelga, cuando amenazaron a la dueña de un local como miembros de un piquete informativo.

Los hechos tuvieron lugar alrededor de las 00.30 horas del día del paro general en un establecimiento de la capital, al que entró el piquete formado por entre 30 y 40 personas.

El titular del Penal 1 consideró probado en su sentencia que dos de los tres miembros del piquete acusados inicialmente coaccionaron a la propietaria del establecimiento, que permanecía abierto.

Durante el juicio, que se celebró en el mes de mayo del año pasado, los tres acusados aceptaron haber estado en el local como parte del piquete, aunque negaron haber amenazado a la propietaria y provocar daños en el local con unas pintadas, como denunció la víctima.

La propietaria del bar explicó que los miembros del piquete se subieron a la barra, se bajaron los pantalones, insultaron y la amenazaron.

La sentencia condenó a Carlos C.N. y María del Carmen B.C. a tres años y un día de cárcel y a pagar una multa de 2.880 euros, más las costas del proceso y una indemnización de 767 euros por los daños ocasionados en el local, y absolvió al tercero de los acusados porque la propietaria del establecimiento no lo reconoció.

La Fiscalía solicitó para cada uno de los acusados un año de cárcel y requirió una "sanción intimidatoria para las personas que se extralimitan en el ejercicio de su derecho a la huelga".

Los dos condenados han considerado contradictorio que se les condene por un delito contra los derechos de los trabajadores "por defender en una huelga esos derechos".