Publicado: 14.11.2009 08:00 |Actualizado: 14.11.2009 08:00

Más colegios privados que públicos en Madrid

Por primera vez, superan el 50% frente al 30% de media estatal

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por primera vez una comunidad autónoma tiene más colegios privados que públicos. La Comunidad de Madrid ya ha superado el 50% de centros educativos de titularidad privada en su red. En su inmensa mayoría, pertenecen a la red concertada. Es decir, son escuelas financiadas con fondos públicos pero que pertenecen a una empresa que se lucra con su actividad.

El dato madrileño resulta aún más llamativo al compararlo con el resto de autonomías: de media, el porcentaje de centros privados en toda España se queda en el 29,8%, muy lejos del 50,47% de Madrid. Además, la segunda comunidad con mayor porcentaje de centros privados en su territorio es el País Vasco, con el 33,8%, según el informe que hizo público ayer la Confederación Española de Centros de Enseñanza (CECE), la patronal que representa a las escuelas privadas y concertadas.

El porcentaje de centros privados aumenta diez puntos en ocho años

Según este estudio, titulado Indicadores de la libertad de educación en España y centrado en las enseñanzas no universitarias, se sitúan a la cola del listado en porcentaje de centros privados Castilla-La Mancha (14,9%), Canarias (15,1%) y Extremadura (15,6%).

Desde 2001, Madrid es la autonomía en la que más ha crecido el porcentaje, en torno a diez puntos, especialmente a partir de 2004. En Andalucía, en el mismo período de tiempo la proporción de centros privados ha crecido casi ocho puntos (del 21,9% al 29,5%).

Otro dato del informe deja sola a la comunidad regida por Esperanza Aguirre. En Madrid, aunque hay más colegios privados que en el resto de autonomías, la mayoría de los alumnos sigue estudiando en colegios públicos (53,7%).

Aun así, la mayoría de los alumnos de Madrid estudia en escuelas públicas

Para el coordinador de este estudio, Mariano del Castillo, el caso madrileño se explica porque en esta comunidad "se está creciendo más deprisa que en otras comunidades y la Administración está atacando las zonas en desarrollo".

"La privada en Madrid tiene tanta fuerza porque el Gobierno regional está dando más facilidades a las empresas educativas que en otros sitios", asegura Del Castillo, director del Instituto de Técnicas Educativas de la CECE, que admite que esos centros "no se han llenado. La decisión política ha dado ese paso; ahora falta que den el paso las familias", añade.

La patronal de la enseñanza admite que estos centros "no se han llenado"

El secretario general de Enseñanza de CCOO en la Comunidad de Madrid, Francisco García, comparte el diagnóstico, aunque cambia la perspectiva: "La apuesta de Esperanza Aguirre es clara, la educación no es prioridad, pero si invierto en ella, que sea privada. Desde que llegó al Gobierno en 2003, todos los años ha crecido el gasto en la enseñanza concertada frente a la pública", denuncia García.

Los últimos presupuestos de la Comunidad muestran un crecimiento de la inversión en la concertada de alrededor del 6%, mientras que la inversión en la pública cae un 3%. "En estos años se ha producido una cesión de suelo público para la educación privada escandalosa", sostiene el portavoz de CCOO.

"Todos los años crece la inversión en concertada", denuncia CCOO

García denuncia que el Gobierno madrileño "ha metido un hachazo del 22%" a la partida para la gestión de infraestructuras educativas públicas. Sin embargo, en su opinión, "lo más triste" de esta gestión de los recursos es que los resultados escolares de los últimos cursos en Madrid se han situado por debajo de la media, y ya están por debajo de los datos obtenidos en 2000: "Cada vez aparece más el fenómeno del fracaso escolar, que se concentra en las zonas más pobres, donde sólo se puede acceder a una red pública desmantelada y sin medios".

El comienzo de este curso está resultando bastante conflictivo en la educación madrileña como consecuencia de este "desmantelamiento". En este sentido, sindicatos y padres de alumnos denuncian que se han eliminado aulas de enlace para adaptar a escolares inmigrantes y que en toda la comunidad ya sólo quedan cinco grupos de bachillerato nocturno para los estudiantes que trabajan.