Público
Público

Con más comensales que habitantes

Venta Moncalvillo, una nueva estrella Michelin en un diminuto pueblo de La Rioja.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El restaurante Venta Moncalvillo ha estrenado su primera estrella Michelin, galardón que para su chef, Ignacio Echapresto, tiene un valor especial porque reconoce a un local situado en Daroca de Rioja, que, con 24 habitantes, es el pueblo más pequeño que aparece en la guía gastronómica francesa.

La familia Echapresto regenta este restaurante desde 1997, cuando comenzó como 'una humilde casa de comidas', explica el cocinero, que trabajaba por entonces a las órdenes de su madre. Ahora, ya con Ignacio en la cocina y su hermano Carlos como sumiller, este restaurante cuenta con espacio para 30 comensales y tiene media docena de trabajadores.

Está situado a unos 19 kilómetros de Logroño, en las estribaciones de la sierra de Moncalvillo, a 750 metros de altitud, en un paraje natural de impresionante belleza.

Aunque ya pertenece al selecto club de los restaurantes con estrella Michelin, era desde hace años uno de los establecimientos más conocidos de La Rioja. 'Ha sido una sorpresa, no sabíamos nada hasta ayer mismo y estamos orgullosos, porque este reconocimiento se hace a la trayectoria de muchos años, de forma callada pero constante', considera el cocinero riojano.

Echapresto elude etiquetar su cocina, 'no es ni tradicional ni de vanguardia, eso creo que en realidad no existe', y recalca que su vocación es 'respetar el producto y ofrecerlo de la mejor manera. Con un buen producto se puede hacer una cocina excelente', recalca el cocinero riojano, que cultiva en su huerto las verduras que sirve en el restaurante y que prefiere recurrir a la carne de La Rioja 'y, por supuesto, al vino'.

Sirven en sus mesas una cocina atrevida pero con la raíz riojana bien arraigada. Su cocina de mercado se refleja en las cuatro cartas anuales, correspondientes con las estaciones. En primavera predominan las verduras; en verano, los platos frescos; en otoño, la caza menor y las setas y en invierno, los cocidos y la caza mayor. Su cuidada bodega está a cargo de Carlos Echapresto, uno de los mejores sumilleres de La Rioja

Ignacio Echapresto está 'especialmente orgulloso' de que 'se hayan fijado en un restaurante de un pueblo como este, que no está de paso para ir a ningún lado', y presume de que, 'según nos han dicho algunos especialistas, es el situado en un pueblo más pequeño en España, y quizás del mundo, que cuenta con estrella Michelin'.

Por eso admite que 'seguro que esto supone un espaldarazo, no solo para el restaurante, sino para que se acerque más gente a esta zona', aunque 'creo que nosotros ya éramos conocidos y que el boca a boca tiene parte de culpa de este premio'.




www.ventamoncalvillo.com