Público
Público

Más fracturas óseas inusuales con fármacos para los huesos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Frederik Joelving

Las mujeres que tomanremedios para los huesos durante varios años corren algo más deriesgo de sufrir un tipo de fractura inusual.

Este resultado de un nuevo estudio efectuado en Canadá sesuma a preocupaciones previas sobre los fármacos llamadosbifosfonatos, que desde octubre deben incluir en sus etiquetasuna advertencia sobre el riesgo de sufrir factura de fémur.

Aun así, los autores insisten en que los fármacos sonseguros para prevenir fracturas de cadera o columna, que sonmucho más frecuentes en los adultos mayores con osteoporosis.

El riesgo real de sufrir fracturas inusuales fue bajo,indicó la autora Laura Y. Park-Wyllie, del Hospital St. Michaelde Toronto. "Las mujeres con osteoporosis y alto riesgo desufrir fracturas no deberían suspender el tratamiento", dijo laexperta a Reuters Health.

Los fármacos incluyen a Fosamax (Merck), Boniva (Roche),Reclast (Novartis) y Actonel (Warner Chilcott).

Unos 10 millones de estadounidenses tienen osteoporosis,según la Fundación Nacional de Osteoporosis. La mayoría sonmujeres en que atraviesan la posmenopausia.

El equipo de Park-Wyllie reunió información de más de205.000 mujeres de Ontario, mayores de 68 años y que habíanusado los fármacos, publica Journal of the American MedicalAssociation.

En total, 716 mujeres tuvieron una fractura del fémur luegode empezar a tomar el medicamento y casi 10.000 sufrieronfracturas de cadera más usuales.

El riesgo de sufrir la fractura de fémur varió según laduración del uso de los medicamentos: luego de cinco años, unade cada 1.000 tuvo esa fractura durante el año siguiente. Esotriplicó el riesgo que tenían las mujeres que habían tomado losremedios durante tres meses o menos.

Por otro lado, una mayor duración del tratamiento estuvoasociada con un 24 por ciento menos de fracturas de cadera, lasque junto con las de muñeca y columna afectan a la mitad de lapoblación con osteoporosis.

Existen varias alternativas para tratar esa enfermedad,incluida la terapia hormonal femenina. Y un estudio preliminarpublicado en la misma edición de JAMA sugiere que el fármacopara el corazón nitroglicerina también mejoraría la saludósea.

Pero, hasta ahora, los bifosfonatos, que son económicos yefectivos, son la opción más utilizada. "La mala noticia es quesobrestimar los niveles de riesgo de efectos secundarios deestos fármacos, que es lo que los medios hicieron durante algúntiempo, hizo que la población dejara de usarlos cuando deberíanhacerlo", dijo la doctora Ethel S. Siris, que dirige el Centrode Osteoporosis Toni Stabile de la Columbia University.

Además de las fracturas atípicas, el efecto adverso másgrave de esos remedios es la muerte ósea (osteonecrosis) de lamandíbula. Pero eso, según los expertos, afecta a apenas uno decada 100.000 usuarios de bifosfonatos.

"Si una persona está tomando estos fármacos desde hacetiempo y no está segura de si eso tiene algún riesgo, deberíaconversar con el médico", recomendó Park-Wyllie.

FUENTE:Journal of the American Medical Association, online22 de febrero del 2011