Público
Público

La más grande, con diferencia

Los cuatro núcleos de Formigal completan un total de 137 kilómetros esquiables, con 97 pistas para todos los niveles

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Situada en el municipio de Sallent de Gállego, en pleno valle de Tena (Huesca), la estación alpina de Formigal es uno de los parajes más sorprendentes en la cordillera pirenaica para la práctica de esta especialidad. Y no por casualidad: su privilegiada situación, enclavada entre las cotas 1.500 y 2.250 m, le permite ofrecer una cantidad y una calidad de nieve óptimas durante el grueso de la temporada. También brilla por la calidad de los servicios ofrecidos.

La estación que hoy conocemos surgió a mediados de los sesenta alrededor del valle de Izas. En origen, su crecimiento se produjo hacia el sur, en el valle de Tres Hombres (posteriormente conocido como Crestas). Las extensiones más modernas la han acercado hasta la frontera con Francia.

Formigal, que este año ha abierto sus puertas el 27 de noviembre y permanecerá operativa (si el tiempo lo permite) hasta el próximo 24 de abril, disfruta de 137 km esquiables distribuidos en un conjunto de 97 pistas (7 verdes, 18 azules, 33 rojas y 39 negras, además de dos Snowpark y 440 cañones para innivar 30 km de trazados en caso de necesidad) a lo largo de los cuatro valles que la integran, lo que la convierte en el mayor destino de esquí en la Península Ibérica, y, desde luego, en una de las referencias ineludibles para los amantes de la especialidad y de los deportes de invierno en general.

Entre sus novedades, pistas de Boarder Cross y Terrain Park Dentro de una continua apuesta por la innovación y la diversión, ofrece una diversidad de actividades programadas: desde snowbike a recorridos de montaña calzados con raquetas, pasando por paseos en motos de nieve o en trineos tirados por perros, ski ratrack...

Otro de sus puntos fuertes es la facilidad de acceso en vehículo privado a la zona de pistas, gracias a sus cuatro áreas de estacionamiento (una por valle) y al servicio gratuito de ski-bus de enlace con la urbanización de Formigal, que concentra los principales hoteles y alojamientos.

Como novedades en la temporada 2010-2011 figuran un nuevo centro de ocio donde comer y disfrutar de la mejor música en la urbanización (antigua silla del Furco), pistas de Boarder Cross (para los que busquen iniciarse en saltos y peraltes), Terrain Park (líneas con nuevos módulos de iniciación, barandillas, saltos y cajones para todos los públicos que permiten realizar diferentes trucos), nuevas señalizaciones luminosas en los accesos, un inédito parking VIP en Sextas y la renovación del restaurante Gemsbock (ahora sidrería), entre lo más destacado.

FICHA
Altura: 1.500/2.250 m
Área esquiable: 137 km
Cañones nieve: 440
Remontes: 21
Cafeterías: 26
Escuelas: 1
Forfait / día: 41 € (adultos)

> Dormir en las pistas
Meliá Alto Aragón, desde 52 euros por persona y noche. Otra opción es el Aneto, un cuatro estrellas de tarifas similares o el Aragón Hills, estrenado en 2006. Además, Hotel Nievesol (tres estrellas en la estación) y apartamentos como los Araser Formigal, Midi, Prados de Velarta o Husa Edelweiss.

> Comer a la carta
Destaca la Yurta, convertido en una vivienda mongol donde disfrutar de caldos y tablas de embutidos. También el novedosa Westfalia, situado en Garmet y especializado en salchichas y cerveza. No te pierdas Trattoría Cantal (cota 1.900), en el corazón de las pistas, y La Glera, el restaurante más exclusivo y con más encanto en Espelunciecha.

> Salir de copas
Imprescindible es Marchica, de ambientación alpina y con calendario de fiestas temáticas. Muy agradable es la Terraza Sarrios, que esta temporada se transforma en una gran sombrilla rodeada de una barra musical para tomar aperitivos y disfrutar de buena música.