Público
Público

Más impuestos para pagar los extras de las pensiones

El Pacto de Toledo quiere que se recurra lo justo a las cotizaciones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Después de un año, el Pacto de Toledo está a punto de presentar las recomendaciones que el Gobierno tomará como 'criterios' generales para diseñar la reforma de las pensiones. Pese a la aparente ambigüedad que suelen tener las recomendaciones de este órgano que se creó en 1993, los diputados han acordado algunas medidas que concretan las propuestas. En particular, los diputados quieren ahondar en la separación de las fuentes de financiación, esto es, que las pensiones puras se paguen desde las arcas de la Seguridad Social pero que el resto de 'extras' se financie vía impuestos.

En este sentido, según el texto hasta ahora redactado, al que ha tenido acceso Público, los diputados quieren modificar la forma en la que se actualizan las pensiones. Así, piden al Ejecutivo que sufrague las mejoras que eleven el poder adquisitivo a los pensionistas por una vía que no sea la de la Seguridad Social, es decir, con impuestos generales. Además, le insta a que si vuelve a subir las pensiones por encima de la inflación real (como sucedió en 2009), decida si esta subida de más se debe consolidar en el sistema o no. Es decir, que la mejora se podría revertir el año siguiente. Además, los diputados consideran que puede ser 'conveniente' estudiar tomar otros índices para revalorizar las pensiones, como la subida media de los salarios o el crecimiento de la economía.

Las bonificaciones en las cuotas de la Seguridad Socia también deberán financiarse con impuestos, lo mismo que cualquier gasto en materia de 'anticipación de la edad ordinaria de jubilación' y otras políticas activas de empleo. Precisamente, los diputados instan al Ejecutivo a que plantee bonificaciones a las empresas para que conserven a los mayores de 55 años.

Además, los diputados piden que se plantee en determinados casos (cuando los trabajadores se retiren después de la edad legal de jubilación) la eliminación del tope máximo a percibir, lo que se conoce como destopar la pensión. También se propone 'ajustar con más precisión la relación entre el salario real y las bases de cotización'. En este sentido, piden que se eleve el tope máximo de cotización -y la pensión máxima-, aunque la Seguridad Social ya ha anticipado que no tiene intención de hacerlo.

También se apunta en el documento que se debe permitir que se compatibilice el cobro de una pensión con el trabajo. El secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado, está de acuerdo en que el sistema español 'que es el más rígido del mundo' en este aspecto, se puede hacer más permisivo, pero no es la orientación principal a la que se dirige la reforma.