Público
Público

Mas llama a ERC a rechazar una financiación "ilegal" que se complete en 2012

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de CiU, Artur Mas, ha hecho hoy un llamamiento a ERC a rechazar un acuerdo de financiación que sería "ilegal" si contemplase esperar hasta 2012, en lugar de 2011 como prevé el Estatuto catalán, para que el nuevo modelo esté funcionando ya a pleno rendimiento.

En su intervención ante el consejo nacional de Convergència, reunido hoy en Bellaterra (Barcelona), Mas ha metido así presión a ERC, el flanco más reticente del tripartito a firmar el acuerdo de financiación y cuya dirección debe decidir mañana si se suma al pacto o lo sigue considerando inasumible por insuficiente.

A Mas le ha alarmado el hecho de que los tres socios del Govern se hayan mostrado dispuestos a aceptar que el modelo de financiación entre a pleno rendimiento no a partir del tercer año de aplicación, como estipula el Estatuto, sino a partir del cuarto.

"Todo pacto que haga el gobierno de la Generalitat, sean los tres partidos, sean dos o sea uno, y que vaya más allá del 31 de diciembre de 2011, lo consideraremos ilegal", ha proclamado.

Ante las dudas que acechan a los republicanos, que siguen "deshojando la margarita", Mas les ha dirigido un ruego, según ha dicho, sin ánimo de "presionarles" ni hacerles sentir "incómodos".

"A ellos, que quieren el concierto económico, sólo les pedimos una cosa, que es muy poquito: que no acepten un acuerdo que no sepa mantener que el calendario de aplicación del sistema de financiación debe ceñirse a los años que marca el Estatuto", ha planteado.

Mas ha argumentado que si el tripartito dobla la rodilla en este asunto y es incapaz de hacer que se cumpla "el calendario fijo" que establece el Estatuto, "difícilmente después nos podremos enfrentar a operaciones mucho más complicadas".

Para Mas, "es muy grave que el propio tripartito esté dispuesto a aceptar que se alargue los plazos que fija el Estatuto" para que el modelo esté a pleno rendimiento, ya que es el mismo gobierno de la Generalitat "el primero en estar dispuesto a incumplir" el Estatuto.

"Convergència se sentirá absolutamente desligada de cualquier compromiso y no está dispuesta a decir que sí a ningún pacto que no respete escrupulosamente no sólo la cifra y el modelo sino también los plazos del Estatuto", ha recalcado.

Según los cálculos de CiU, la cifra de dinero adicional para Cataluña con la nueva financiación que se deriva del Estatuto debe situarse por encima de los 5.000 millones de euros a partir de 2011, mientras que la oferta que tiene encima de la mesa el Govern alcanzaría los 3.500 millones a partir de 2012.

Recuperando la promesa que ha formulado en las últimas semanas, Mas ha explicado que dirá 'no' a un modelo de financiación que no cumpla íntegramente el Estatuto: "Queremos tener las manos libres para que, cuando gobierne CiU en Cataluña, podamos hacer cumplir todo lo que el tripartito no está haciendo que se cumpla".

Además, ha acusado al Govern de meter a Cataluña en la "telaraña del café para todos" entre todas las comunidades, pese a disponer de mecanismos, recogidos en el Estatuto, para certificar un acuerdo puramente bilateral con el Gobierno español.

También se ha mostrado molesto con el presidente catalán, José Montilla, porque meses atrás se comprometió a llamarle para decirle privadamente la cifra con la que se cerraría el acuerdo, llamada que no se ha producido pese a que, según Mas, el pacto ya está cocinado.

En su opinión, el frenesí negociador de las últimas horas es un mero "vodevil", una simple "comedia", porque "ya hay acuerdo" entre el PSC y el Gobierno español.

Por los detalles que han ido trascendiendo en torno al modelo que se está a punto de cerrar, Artur Mas ha constatado un "rosario de incumplimientos" por parte del presidente José Luis Rodríguez Zapatero, a quien ha definido como un "personaje incorregible" y al que ha otorgado un "cum laude" en "incumplimientos reiterados".

El jefe de la oposición en Cataluña se ha mostrado muy sarcástico al referirse a la supuesta pretensión del presidente del Gobierno de que todas las comunidades autónomas queden por encima de la media del conjunto del Estado en recursos per cápita, deducción que ha bautizado como "teorema Zapatero".

"¿Os acordáis del teorema de Pitágoras? Decía que la hipotenusa al cuadrado es igual a la suma de los dos catetos al cuadrado. Pues no vaya a ser que, en esta negociación, los catetos al cuadrado nos conviertan la hipotenusa y el conjunto del triángulo de Cataluña en casi nada, en este tema de la financiación", ha bromeado.