Público
Público

Más de un millón de afectados por las inundaciones en África Central, según la ONU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Ginebra, 18 sep (EFE).- Las agencias humanitarias de la ONU alertaron hoy de que las inundaciones que sufre África central desde el pasado julio afectan a 1,3 millones de personas y han dañado numerosas infraestructuras y gran parte de las cosechas.

'En algunos casos, el nivel de las inundaciones está dentro de la normalidad para la temporada, pero en otros, como en Sudán y Uganda, han alcanzado situaciones críticas', señaló en una rueda de prensa la portavoz de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) de la ONU, Elisabeth Byrs.

Explicó que 'los distritos orientales y centrales de Uganda sufren las peores precipitaciones de los últimos 35 años', y añadió que en ese país ya han causado 300.000 damnificados, de los que muchos han perdido sus hogares, que al ser de barro se derrumban con la lluvia.

'La situación se deteriora a medida que aumentan las áreas inundadas, y las condiciones meteorológicas dificultan los esfuerzos para acceder a los afectados de la región de Katakwi (este)', agregó el portavoz de la Organización Internacional para las Migraciones, Jean-Philippe Chauzy.

Además, añadió Byrs, en las zonas más devastadas los granjeros han perdido el 90 por ciento de la primera cosecha, que supone su principal fuente de ingresos, y se verán obligados a esperar hasta febrero para recoger la siguiente, por lo que no podrán garantizar su seguridad alimentaria.

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) de la ONU ha pedido 64,6 millones de dólares (46,6 millones de euros) para alimentar a 1,7 millones de personas hasta marzo, según informó su portavoz, Jennifer Pagonis.

Uganda es especialmente vulnerable porque no sólo sufre los efectos de las graves inundaciones, sino porque en ese país viven 1,4 millones de desplazados y refugiados a los que deben sumarse los solicitantes de asilo que llegan procedentes de la vecina República Democrática del Congo (RDC).

Lo mismo ocurre en Sudán y en la convulsa provincia de Darfur, donde la situación también ha alcanzado niveles críticos al causar más de 410.000 damnificados, de los que al menos 200.000 han perdido sus casas.

Otro de los países más afectados es Ghana, donde al menos 32 personas han muerto y hay 260.000 damnificados, al tiempo que numerosos puentes, carreteras y sistemas de suministro de agua han desaparecido.

Asimismo, la portavoz de la OCHA informó de que hay 103.000 damnificados por las inundaciones en Etiopía, 21.000 en Kenia y 1.440 en el norte de Camerún, y 20.000 personas no tienen acceso al agua potable en Eritrea.

Las agencias de la ONU coincidieron en señalar la necesidad de suministrar, en barco y helicóptero, comida, agua potable, mantas, tiendas de campaña, bidones, mosquiteras y productos de higiene a los damnificados.

La OIM, Organización Internacional para las Migraciones, distribuirá algunos de esos utensilios en el distrito ugandés de Soroti, al este del país, si consigue los 290.000 dólares (209.000 euros) solicitados.