Público
Público

Más de la mitad de los contagios por VIH se producen por desconocimiento del portador

De las entre 130.000 y 150.000 personas infectadas, se estima que una cuarta parte no lo sabe. Cesida lanza la campaña 'PrueVa se escribe con V de Vida'  

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

En España se detectan cada año cerca de 4.000 nuevos casos de VIH y más de la mitad de estas nuevas infecciones son provocadas por otras personas afectadas que desconocen que lo están, según datos facilitados por la Coordinadora Estatal de VIH-Sida (Cesida) durante la presentación de la campaña PrueVa se escribe con V de Vida destinada a sensibilizar sobre la importancia de someterse a la prueba que detecta el virus. La campaña, que cuenta con el aval científico del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad y el patrocinio de Gilead Sciences, se enmarca en el Día Nacional de la prueba del VIH que se celebra este domingo 20 de octubre.

El infradiagnóstico sigue siendo un problema todavía 'preocupante' en la lucha contra el VIH en España, según ha reconocido Toni Poveda, director gerente de esta entidad, ya que de las 130.000 a 150.000 personas que infectadas por el virus se estima que una cuarta parte no lo sabe porque no se ha realizado la prueba.

Este desconocimiento tiene una doble consecuencia ya que aumenta el riesgo de que estas personas causen nuevos contagios y, además, no les permite beneficiarse de los actuales tratamientos y repercute en el pronóstico de su enfermedad. De hecho, ha recordado Poveda, 'por cada diagnóstico precoz se están evitando tres nuevas infecciones'.

Cesida: 'Por cada diagnóstico precoz se evitan tres nuevas infecciones'

El 82% de los nuevos diagnósticos son hombres y en casi la mitad de los casos (46%) la transmisión se produce en hombres que mantienen relaciones sexuales con otros hombres, lo que hace que en este colectivo se recomienda que la prueba se realice 'al menos una vez al año'.

Y entre las causas de que aún haya mucha gente que no se hagan la prueba está el miedo al estigma o a la discriminación, por falta de una adecuada percepción del riesgo o por vergüenza a acudir a su médico habitual. 'Seguimos teniendo unos enemigos llamados prejuicios u homofobia internalizada', asegura Boti García Rodrigo, presidenta de la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales (FELGTB).

Pese a todo, en los últimos años se está produciendo una reducción de los diagnósticos tardíos gracias al trabajo de las ONG y entidades que ofrecen la realización de la prueba de forma gratuita, según ha apuntado el director del Centro Sandoval de la Comunidad de Madrid, Jorge del Romero. No obstante, el porcentaje sigue siendo alto, de en torno a un 46% de los nuevos casos.

El número de nuevos infectados se está incrementando entre los más jóvenes por 'perdida de la percepción del riesgo de contagio'

Asimismo, en los últimos años también se está reduciendo la edad de diagnóstico del virus ante una pérdida de la percepción del riesgo de contagio. De hecho, en el centro que él dirige el número de casos positivos en jóvenes de 13 a 20 años se ha multiplicado por 10 entre 2007 y 2012. 'Si antes el porcentaje de detecciones en esta franja de edad representaba apenas el 1% del total de nuevos casos, últimamente representa ya más del 10%, algo especialmente preocupante', asegura Del Romero.

Además, en la campaña también se hace hincapié en la concienciación de  la población inmigrante, que protagonizan el 38% de los nuevos diagnósticos. En este sentido, destacan el rechazo a hacerse la prueba que puede surgir entre los inmigrantes en situación irregular que actualmente no tiene derecho a tarjeta sanitaria ya que, como reconoce Poveda, 'pueden pensar que para qué se van a realizar la prueba si en caso de dar positivo no van a poder tratarse'.

Pese a todo, en la campaña se insiste en la necesidad de 'aprender a cuidarse' y someterse a esta prueba que, como recuerdan, se puede hacer en muchos centros de forma gratuita, anónima y confidencial.

Las técnicas más comunes son las inmunoenzimáticas y consisten en extraer una muestra de sangre para detectar la presencia o ausencia del virus en el organismo.

También existen las denominadas pruebas 'rápidas', a través de una pequeña muestra de sangre o mucosa, que ofrecen resultados en menos de 30 minutos. Si el resultado es positivo se debe confirmar luego por otra prueba más exhaustiva.