Público
Público

Mas no entiende cómo el PP podría apoyar a CiU si le han convertido en demonio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente de CiU, Artur Mas, ha dicho hoy que no que entiende que la presidenta del PP, Alicia Sánchez-Camacho, le denomine el "Ibarretxe catalán", y por tanto le convierta en "demonio", y al mismo tiempo se muestre dispuesta a formar parte del gobierno del cambio de CiU.

En el turno de preguntas tras ofrecer una conferencia en el transcurso de un desayuno informativo organizado por Nueva Economía Fórum, Mas ha pedido a Sánchez-Camacho que "se aclare", pues o es una cosa o es otra, ya que si le denomina Ibarretxe le convierte en "demonio con rabo y orejas" y no comprende cómo alguien puede querer estar con el demonio.

Tras aclarar que no dice que CiU quiera al PP en el Gobierno, aunque ellos sí lo dicen, Mas ha comentado que cuando Sánchez- Camacho no se refiere a él "en términos dulces", son "ironías del destino" que el PP no descarte estar en un futuro ejecutivo de CiU.

Sobre lo que pueda ocurrir en Cataluña a partir del próximo 28 de noviembre, tras las elecciones autonómicas, Mas ha descartado que socialistas y populares puedan sumar mayoría absoluta en el Parlament de la Generalitat para formar gobierno, porque ha dicho que "el PP es un partido relativamente secundario en Cataluña y los socialistas la máxima aspiración que tienen es repetir el resultado que obtuvieron hace cuatro años".

A juicio de Mas, "este escenario no se va a producir en Cataluña" y "no porque los actores no quieran sino simplemente porque no se va a dar una suma aritmética".

De esta forma, Mas ha descartado un escenario "utópico" en el que el líder del PSC, José Montilla pudiera ser presidente porque "con el PP suma y con el tripartito no".

En esas condiciones, Mas no cree que Montilla dejaría de ser presidente de la Generalitat, "cuando lo fue con un segundo tripartito después de un fracaso estrepitoso del primer tripartito".

Según Mas, a Montilla no le importó el fracaso de ese primer tripartito y apostó por el segundo", que según el líder de CiU "está terminando como está terminando".

"No hubo ninguna duda, en cuatro días se pactó", ha añadido Mas, antes de insistir en que no tiene ninguna duda de que Montilla "aceptaría el envite" de gobernar con el PP.