Público
Público

Más que un país de tomates y naranjas

Se disparan las ventas al exterior de bienes de equipo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las exportaciones de bienes crecieron en julio y agosto un 19,2% respecto al mismo periodo de 2009, según los datos de la Secretaría de Estado de Comercio Exterior, dependiente del Ministerio de Industria. Las importaciones crecieron un 18,2%.

Los fríos porcentajes totales no dicen mucho del esfuerzo de las empresas españolas por salir al exterior, no sólo de España, sino también de la zona del euro. Aunque sí permiten comprobar que el ritmo de aumento de las ventas supera al de las compras.

Las ventas de automóviles al exterior resisten y las compras caen

Sin embargo, acercándose algo más a los datos, es posible ver que son varios los sectores en los que las exportaciones han crecido a un ritmo muy superior al de las importaciones y, en algunos casos, intuir el potencial de crecimiento que esos sectores encierran.

Por ejemplo, el crecimiento del 30,4% experimentado por las exportaciones de semimanufacturas (frente a un incremento del 22,47% de las importaciones) permite ver en qué medida España se está beneficiando de la recuperación de otras economías, que demandan metales no ferrosos (crecimiento de las exportaciones del 70,97% frente al 21,73% de las importaciones) o hierro y acero (50,81% frente a 46,07%).

Las ventas de bienes de equipo a países emergentes, claves en el futuro

También crecieron con fuerza las exportaciones de bienes de equipo (aunque también las importaciones). En este segmento, los analistas destacan que las empresas españolas están exportando a países emergentes, con una fuerte demanda por la implantación de fábricas en estos países inmersos en un fuerte proceso expansivo, lo que deja un amplio margen de crecimiento potencial de cara al futuro.

Este giro se ve en las exportaciones de maquinaria específica para ciertas industrias (crecieron un 12,36%), las de aparatos eléctricos (cuyas ventas crecieron un 15,58% frente a una contracción de las importaciones del 9,95%), en los aparatos de precisión (las exportaciones aumentaron un 15,59% frente a un aumento del 9,8% de las importaciones) o en los motores eléctricos (cuyas ventas al exterior crecieron un 12,56% mientras las compras a otros países caían un 70,32%).

El sector del automóvil también dio una alegría en el saldo neto de la aportación exterior. Mientras las exportaciones se contrajeron solo levemente (-0,31%), un efecto mucho menor del esperado por el agotamiento de los planes de estímulo a la compra de vehículos en Europa, las importaciones se contrajeron un 10,12%, debido al efecto mucho mayor que tuvo en España la anticipación de la compra de vehículos por el fin del Plan 2000E de ayudas sumado a la subida del IVA de principios de julio.

Las exportaciones de alimentos crecieron también un 20,76%, frente al 11,52% de las importaciones.