Público
Público

Más personas tratan de controlar la vejiga: estudio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Alison McCook

Cada vez más personas dicenque están tratando de controlar la incontinencia, según unaencuesta a 20.000 adultos de Estados Unidos.

Por ejemplo, la cantidad de mujeres mayores de 20 quedijeron haber tenido pérdidas de orina los 12 meses previospasaron de ser el 50 por ciento de la población entrevistada enel 2001 a más del 53 por ciento varios años después.

La incontinencia es increíblemente común en las mujeres,principalmente porque el mayor factor de riesgo de el partovaginal, explicó la autora principal del estudio, doctora HollyRichter, de la División de Medicina Pélvica y CirugíaReconstructiva de la Mujer de Birmingham, University ofAlabama.

Además, los cambios hormonales, el aumento del peso y lascondiciones que afectan el piso pélvico, como la tos crónica,alteran el control de la vejiga.

"El problema principal es que el soporte natural de lauretra está dañado", explicó Richter, "y con el aumento de lapresión de la vejiga, la uretra no puede retener la orina".

El equipo halló que el aumento de la incontinencia urinaria(IU) en las mujeres puede explicarse parcialmente por el hechode que cada vez hay más adultas mayores con enfermedadescrónicas que aumentan el riesgo de no poder controlar lavejiga, como la diabetes y la obesidad.

Por lo tanto, aun si la IU fuera un problema para máspersonas, hay medidas que se pueden tomar, indicó Richter. Serefería a evitar la obesidad y la diabetes, o controlar ladiabetes si aparece.

Aun los hombres registraron un aumento de la IU durante elestudio (del 12 a más del 15 por ciento). De todos modos, eseincremento no se debió a enfermedades como la obesidad, ladiabetes o los problemas de próstata, sino "a otros factores noidentificados en el estudio, como otras enfermedades o factoresdel estilo de vida", explicó Richter.

Durante el estudio, publicado en Journal of Urology, elequipo revisó datos de 17.850 mayores de 20 años obtenidos enencuestas nacionales realizadas en el 2001-2002 y el2007-2008.

Se consideró que una persona tenía incontinencia si habíadicho que en los últimos 12 meses había perdido orina al toser,levantar objetos o durante otra actividad, o cuando no podíanllegar al baño lo suficientemente rápido.

Es bastante posible, admitió Richter, que la tasa de IU seamucho más alta que la registrada en el estudio.

"Junto con la incontinencia intestinal, pueden ser unproblema avergonzante para las mujeres, tanto que los pacientessuelen negarlo a amigos, familiar y médicos".

Richter tiene relación comercial con Astellas, IDEO, Pfizery Uromedica, empresas que producen fármacos para el tratamientode las enfermedades urinarias.

FUENTE: Journal of Urology, online 20 de junio del 2011.