Público
Público

'¿En qué más quiere que ceda el pueblo saharaui?'

Esta es la pregunta que la Coordinadora Estatal de Asociaciones Solidarias con el Sáhara ha planteado a Zapatero tras reunirse con Marreucos en la Reunión de Alto Nivel de ayer

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

La Coordinadora Estatal de Asociaciones Solidarias con el Sáhara (CEAS-Sáhara) ha preguntado al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, 'en qué más quiere que ceda el pueblo saharaui', cuando el Frente Polisario firmó hace 18 años un alto el fuego y un plan de arreglo para la realización de un referéndum en el Sáhara Occidental por el que aún está esperando.

CEAS Sáhara ha reaccionado así a las declaraciones efectuadas por Zapatero ayer con motivo de la Reunión de Alto Nivel (cumbre bilateral) celebrada en Madrid, donde defendió como solución al conflicto un 'acuerdo entre las partes auspiciado por Naciones Unidas' y en el que cada una de ellas tendrá que demostrar 'capacidad de ceder posiciones'.

Según expuso la coordinadora en un comunicado, España 'debe limitarse a apoyar cualquier decisión que tome el pueblo saharaui sobre su futuro y el del territorio'.


En relación al plan de autonomía marroquí para el Sáhara, que en esta RAN España calificó como 'contribución positiva' --hace año y medio Zapatero fue más allá y señaló que podría servir de 'cauce' para el diálogo entre las partes-- CEAS subraya que la autodeterminación de un territorio sometido a un proceso de descolonización 'no tiene nada que ver con una configuración territorial determinada dentro de un Estado constituido como es el caso del Estado español'.

'Es lo mismo que si en el caso de Gibraltar, una potencia extranjera expresara su apoyo a una solución que legitimara de antemano el carácter británico del Peñón, a cambio de una propuesta de autonomía para su población en el marco de la soberanía británica', añade.

El comunicado concluye manifestando la oposición de CEAS a que España 'siga dando la espalda' a la causa saharaui y 'se limite a obsequiar una ayuda humanitaria, mientras se ofrece a Marruecos apoyo político, diplomático y militar, así como financiero, que le permite y auspicia seguir violando la legalidad internacional y los derechos humanos en el Sáhara Occidental'.