Público
Público

El Masters de París decidirá las dos últimas plazas para Londres

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ruso Nikolay Davydenko y el español Fernando Verdasco son los dos tenistas mejor colocados para lograr en el Masters de París, a partir del domingo, las dos últimas plazas para el último torneo del año en Londres, que reúne a las mejores raquetas de la temporada.

Seis jugadores ya se han asegurado un lugar en el último torneo de la temporada, que se disputará en la capital inglesa entre el 22 y el 29 de noviembre.

Hasta el viernes, 10 jugadores tenían posibilidades de conseguir los dos lugares restantes, mientras Davydenko, finalista el año pasado en el mismo torneo celebrado en Shanghái, y Verdasco intentaban aferrarse al séptimo y octavo lugar.

Otros aspirantes con opciones más remotas son el sueco Robin Soderling, el chileno Fernando González y el francés Jo-Wilfried Tsonga, que ganó el título en París el año pasado y puede contar con el apoyo de la afición que acudirá al recinto de Bercy.

Roger Federer, Rafael Nadal, Novak Djokovic, Andy Murray, Juan Martín del Potro y Andy Roddick ya han asegurado sus lugares en Londres.

Todos estarán en París, menos Roddick, que se retiró antes del sorteo del viernes debido a la misma lesión en una rodilla que le impidió participar en el Masters de Shanghái el mes pasado.

El número uno del mundo, el suizo Federer, que disputará este torneo por séptima vez, buscará superar los cuartos de final por primera vez en París.

El último torneo de la temporada regular ha sufrido la retirada de grandes jugadores en los últimos años, pero esta vez podría contar con un elenco de primera clase.

"Hace unos años nos faltaban jugadores y espectadores, pero hoy, los mejores jugadores están aquí", dijo a los periodistas el codirector del torneo Jean-François Caujolle.

"El hecho de que el final de la temporada sea en Londres y no en Shanghái lo hace más fácil para nosotros (...) No era ni simple ni útil para los que ya se habían clasificado venir a París antes de irse a China", explicó.

El torneo pasó por una situación terrible hace tres años, cuando muchos protagonistas se retiraron y sólo se vendieron 55.000 entradas.

El ex tenista Cédric Pioline, codirector del torneo, consiguió darle un nuevo impulso y ya se han vendido 125.000 localidades para este año, y la pista central cubierta estará completa a partir del miércoles.