Público
Público

Matan a una familia mexicana en posible revancha de los narcos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Presuntos sicarios del narcotráfico asesinaron a la madre, hermano y hermana de un infante de marina mexicano fallecido que había participado en un operativo en el que murió un importante capo de la droga, dijo el martes la policía.

En lo que parece ser un ataque de revancha por el operativo de la marina de la semana pasada, hombres armados irrumpieron el lunes poco antes de la medianoche en la casa de la familia en la ciudad de Quintín Arauz, en el estado de Tabasco, en el sur del país, y barrieron la casa con sus rifles de asalto.

"Con un marro (mazo) tiraron la puerta y los acribillaron en la sala y sus recámaras", dijo el subcomandante de la policía local, Saturnino Domínguez.

Un cuarto miembro de la familia también fue asesinado y otro resultó herido.

El ataque ocurrió horas después del funeral del infante de marina de fuerzas especiales Melquisedec Angulo, que murió por las heridas sufridas durante el operativo la semana pasada que mató a Arturo Beltrán Leyva, jefe del cártel con su nombre, y a cinco sicarios.

Angulo, que fue alcanzado por granadas durante el fuego cruzado, fue condecorado como un héroe, convirtiendo a su familia en un blanco muy identificable.

Los soldados mexicanos y los infantes de marina normalmente utilizan pasamontañas en los grandes operativos antidrogas para mantener sus identidades en secreto.

Domínguez, que confirmó el parentesco de las víctimas con Angulo, dijo que la policía sospechaba que los asesinos trabajaban con el cártel de Beltrán Leyva.

"No habremos de amedrentarnos por criminales sin escrúpulos como quienes cometen tal clase de barbarie, quienes así actúan merecen el repudio unánime de la sociedad y merecen pagar por sus crímenes", dijo el presidente Felipe Calderón, según medios locales, en un acto en el Estado de México, donde tildó el asesinato de "cobarde y deleznable".