Público
Público

Matanza en Waziristán

El Ejército paquistaní atribuye a misiles de EEUU la muerte de 59 personas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Estados Unidos atacó ayer uno de los feudos de los talibanes en Pakistán y, según fuentes oficiales paquistaníes, lo hizo en dos ocasiones y al por mayor: con aviones no tripulados (drone) que dispararon varios misiles en la región de Karwan Manza, en el distrito de Waziristán del Sur.

Estos dos ataques no han sido los primeros de la semana contra esa castigada zona que forma parte de las áreas bajo administración tribal que separan Pakistán y Afganistán. Ya el martes, los aviones sin piloto lanzaron una primera andanada. Entre este primer lanzamiento de misiles y el que tuvo lugar ayer de madrugada, cuyo objetivo fue un campo de entrenamiento talibán, murieron 19 personas, según la cadena británica BBC.

En el segundo y más cruento ataque de la jornada, perecieron otras 40 personas. En total, 59 víctimas en apenas dos días, que las autoridades paquistaníes atribuyen a los aviones estadounidenses.

El objetivo de los drone era Baitulá Mehsud a quien se considera el jefe supremo de los talibanes en Pakistán y sus lugartenientes. En el segundo bombardeo de ayer, los aviones dispararon contra un convoy de combatientes integristas en la carretera que va de Ladha a la ciudad de Sararoga. 'Los talibanes se estaban marchando cuando fueron atacados', explicó una fuente oficial citada por Reuters.

El Ejército paquistaní atribuye a Baitulá Mehsud el 90% de los atentados en el país. El Gobierno de Islamabad sostiene que también estuvo detrás del asesinato de la ex primera ministra Benazir Bhutto en 2007. Washington ofrece cinco millones de dólares por su cabeza.

Aunque el objetivo común es acabar con los talibanes, Pakistán ha criticado en público estos ataques que, según sus tesis, violan su soberanía y minan sus esfuerzos por sentar las bases de un diálogo con los radicales.

Las autoridades paquistaníes sostienen que los bombardeos con aviones espía, que empezaron hace un año, son indiscriminados y causan víctimas civiles, lo que aumenta el odio de la población contra los EEUU y afianza el apoyo popular que gozan los integristas.

A pesar de estas críticas, algunas fuentes militares han reconocido en privado que Washington cuenta con el visto bueno de Islamabad para estas acciones, e incluso que el Gobierno paquistaní proporciona a EEUU información sobre los blancos.

Casi simultáneamente a que se dieran a conocer los bombardeos de ayer, fuentes militares informaron también de que el líder talibán Maulana Fazlulah había sido herido en el valle del Swat. En esta región del noroeste del país los combates entre las tropas gubernamentales y los integristas han hecho huir a dos millones de personas en las últimas semanas.

El portavoz del Ejército paquistaní, Athar Abbas, aseguró a la prensa que, sin embargo, no se ha podido confirmar si este jefe talibán 'está vivo o muerto'.