Público
Público

Matas asegura que se demostrará su inocencia "y la de todos"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El expresidente balear Jaume Matas está convencido, en una entrevista a la Agencia Efe, de que se demostrará su inocencia "y la de todos" en la investigación de la pieza del "caso Palma Arena" relativa al proyecto de una ópera para Palma diseñado por el arquitecto Santiago Calatrava.

Matas, para quien el fiscal reclama en el asunto una fianza civil de 1,6 millones de euros por los delitos de prevaricación, fraude y malversación, asegura que volvería a encargar este proyecto porque fue una idea "acertada" y rechaza que tuviera un fin electoralista, ya que de ser así "se podría haber planificado de una forma más inteligente".

El expresidente del PP balear y exministro de Medio Ambiente con José María Aznar defiende la legalidad de la contratación de Calatrava, también imputado en la causa, y opina que un Govern balear podrá "hoy o dentro de diez años" ejecutar este proyecto, "que vale mucho dinero (1,2 millones), pero es nuestro, lo hemos pagado".

En la entrevista, en la que sólo ha querido contestar a las preguntas sobre esta pieza, Matas expresa su respeto al trabajo de la Justicia y al del juez del "caso Palma Arena" y considera que el fiscal anticorrupción le acusa "por desconocimiento" y que, tras su declaración judicial, espera que rectifique.

Matas asegura que tiene hipotecado todo su patrimonio y el de su familia y que confía en que no prospere la fianza reclamada, que para él supone un "calvario".

Exhibe una foto de la bahía de Palma al inicio de la entrevista y explica: "Se trataba de poner sobre la mesa un debate sobre la ordenación de una zona del puerto de 150.000 metros cuadrados que está absolutamente degradada e incorporarla a la ciudad con zonas de ocio y una infraestructura de artes escénicas. Palma es una de las pocas ciudades del mundo que todavía está empleando hoy un espacio tan interesante para la ciudad para descargar contenedores".

Pregunta: El fiscal considera que el proyecto fue un montaje con fines electoralistas (autonómicas de 2007) y sin interés público.

Respuesta: Eso es absurdo. El Govern tomó una decisión política dentro de sus competencias. Si se hubiera hecho con fines electorales, creo que se podría haber planificado de forma más inteligente porque, al fin y al cabo, el proyecto no se pudo presentar y al final Calatrava no pudo explicarlo a la sociedad.

Una parte muy importante de este proyecto era abrir el debate público; nosotros hacemos el diseño de esta idea, pero evidentemente la ejecución depende de que se involucren distintas administraciones y de que se consiga la financiación. Este proyecto es un activo de la Comunidad balear que vale mucho dinero, pero es nuestro.

P: ¿Volvería a tomar la misma decisión?

R: Sí, lo volvería a hacer; ojalá pudiera hacerlo con otros plazos y ojalá hubiera conseguido que la inauguración de la exposición del proyecto, a la que hubiera asistido el señor Calatrava, se hubiera realizado antes.

De hecho, para tener un encuentro con el señor Calatrava me tuve que desplazar una noche a Roma y cuando ha tenido que declarar el juez ha tenido que aplazar un mes su declaración; se trata de gente muy ocupada.

Que conste que lo que ha hecho Calatrava no es un proyecto de la ópera; si lo hubiera hecho, habría costado diez veces más. Esto es un pliego de cláusulas que incluye el diseño de esta infraestructura pero que incluye un proyecto mucho más general de ordenación.

El proyecto se comienza a gestar a principios de 2006, pero ojalá pudiera haber hecho las cosas de forma que se hubiera conocido el proyecto. Estoy convencido de que cuando pasen los años alguien utilizará este trabajo.

P: ¿Por qué cree que el actual Govern apartó el proyecto?

R: Es una incongruencia que durante cuatro años de la presente legislatura nadie en el Govern haya recurrido este proyecto por vía administrativa, ni haya discutido el expediente administrativo.

Llama la atención que, tras las elecciones de 2007, el Govern es el primero que tiene que llamar a Calatrava y decirle le hemos pagado su trabajo y que, por lo tanto, que explique su obra a los ciudadanos. A partir de ahí podremos juzgar si ha cobrado mucho, poco, si ha hecho un trabajo que ha valido la pena o no.

Si me permite el símil, un poco absurdo pero ilustrativo, es como si encargas un cuadro a Picasso y cuando te lo dan y lo tiene que venir a explicar, no le dejas que lo explique, no lo vuelves a llamar y, además, el cuadro queda escondido y olvidado en un sótano. Los ciudadanos han pagado por ese Picasso, pero no saben que lo tienen, me parece absurdo.

Un presidente, hoy o dentro de diez años, cuando haya bonanza económica, podrá coger el activo que supone este proyecto que ya tiene. Podrá abrir este debate y podrá ejecutarlo.

P: ¿Qué le parece la fianza por responsabilidad civil de 1,6 millones de euros que le ha pedido el fiscal?

R: Bueno, son cuestiones judiciales y hemos presentado las correspondientes alegaciones; esta petición no tiene razón de ser.

Pero confío en que mi declaración de ayer ayude a esclarecer las dudas sobre la bondad de la decisión política de encargar este proyecto.

P: En caso de que el juez Castro decida finalmente imponerle la fianza que solicita el fiscal, ¿cómo piensa afrontar esa cantidad?

R: Este es mi calvario. Todo mi patrimonio lo tengo hipotecado; el mío y el de mi familia. Por lo tanto, supongo que hay procedimientos para que este tipo de responsabilidad se ejecute dentro de las limitaciones de mi situación personal. Una responsabilidad civil es distinta a una fianza penal, es una carga sobre tu patrimonio.

P: ¿Por qué se eligió a Calatrava?

R: La elección de Calatrava fue muy meditada, una decisión de la que soy absolutamente responsable y que después hace suya todo el Consell de Govern.

Se trata de un arquitecto de prestigio mundial con proyectos y obras en todo el mundo cuyo prestigio se ha comparado a gente como Antonio Gaudí o Oscar Niemeyer. Su reconocimiento mundial es indiscutible.

La obra de Calatrava hubiera ayudado a poner el nombre de las Islas Baleares en lo más alto del prestigio de ese turismo de calidad que perseguimos. Que se pueda pensar que un arquitecto de estas características puede avenirse a cualquier tipo de componenda creo que es una ofensa a todos, al propio Calatrava y a su prestigio.

Insisto, no solo se trata de un proyecto de diseño de una gran infraestructura cultural, sino de incorporar a la ciudad esta zona del puerto y de la ordenación de la movilidad del tráfico de toda la bahía.

En otra dimensión muy distinta y muy menor se hizo en Barcelona con el Moll de la Fusta, que a mi juicio es bastante peor que el espacio que representa el Moll Vell de Palma.

P: ¿Admite usted irregularidades al menos administrativas en el procedimiento?

R: La contratación administrativa es una decisión que toma el Consell de Govern y que el conseller responsable (Francesc Fiol) asume dentro de una empresa especializada, pública, dentro de este tipo de infraestructuras culturales.

Lo que yo he visto de la contratación administrativa no tiene ningún error que anule el proceso. Puede existir algún error material que no dudo que siempre existan, pero ninguno tiene importancia como para anular este proceso y este expediente bajo ningún concepto.

Además, quiero respaldar todo el trabajo de todo el equipo de gobierno que hizo este expediente con el conseller Fiol a la cabeza, porque me merecen toda la confianza y credibilidad y estoy seguro que se ha hecho bien. A veces hace falta explicar las cosas para que se conozcan.

El negociado sin publicidad es una fórmula administrativa que contempla la Ley de Contratos del Estado y que significa esto: cuando usted tiene un producto que solo puede prestar un señor o una empresa, usted puede contratar a este señor con un procedimiento negociado sin publicidad. Si usted quiere comprar un Calatrava, solo hay una persona que se lo pueda vender, y es precisamente Calatrava.

Se han puesto sobre el tapete cosas inciertas. Se dice que en las cláusulas del contrato la propiedad intelectual se la quedaba el señor Calatrava; esto es verdad, pero la cláusula siguiente dice que la gestión de la propiedad intelectual de todo este proyecto es del gobierno de la comunidad autónoma, para siempre y sin limitación de ubicación. Dentro de 50 años usted puede coger este proyecto, el presidente, y ponerlo en Valencia o en Lugo.

P: ¿Cómo afrontaría un posible juicio por esta pieza u otra?

R: Respeto el trabajo de la Justicia. Yo he pedido declarar en esta causa. Creo que hay que respetar la actuación judicial, en eso estoy y he procurado hacerlo siempre. Precisamente, si pido esta declaración voluntaria es para aclarar esta situación y, sobre todo, defender una decisión política y ante una medida cautelar que se me ha impuesto sin que yo haya podido declarar. Naturalmente yo he pedido declarar.

P: ¿Por qué cree que duda el fiscal sobre su versión sobre este proyecto?

R: Confío en que por desconocimiento. Mi intuición me dice que de la misma forma en que el fiscal piensa en principio tomar medidas contra el señor Calatrava, no lo hace cuando escucha su declaración y ve el trabajo que ha hecho.

En mi caso, quizás se dé cuenta de que tenía una idea equivocada y rectifique esas medidas cautelares que tenía previstas, adoptadas sin que yo haya tenido oportunidad de declarar sobre este caso.

Precisamente, mi reacción de pedir la declaración voluntaria es para aclarar los malos entendidos o interpretaciones que el fiscal pueda tener y quizás rectificar su postura inicial.

Nunca he tenido nada más claro: es una decisión política tomada dentro de la legalidad y de las competencias de un gobierno democráticamente elegido que puede gustar o no, pero es una decisión absolutamente política.

Por el conocimiento que yo tengo del proceso, este expediente no tiene ningún error que pueda viciar la validez del proceso y los informes que acompañan al expediente, los de la abogacía de la comunidad autónoma, de los letrados del consejo de administración de la propia empresa y de un contratado externo, son favorables al procedimiento.

P: ¿Se demostrará su inocencia?

R: La mía y la de todos; estoy absolutamente convencido. Volvería a tomar esta decisión, que fue acertada en el momento que se tomó. Estoy absolutamente convencido de que este proceso responde al desconocimiento de querer llevar por la vía penal un proceso que es simplemente administrativo y que responde a una decisión política.

P: ¿Le preocupa que se use el nombre de Matas en la campaña electoral?

R: No quiero contestar a esto porque cualquier cosa que diga puede dar lugar a mala interpretación o a polémica y yo ya no estoy en política. Yo estaba trabajando fuera de España, estoy ahora trabajando en Madrid, pero no estoy en política.

P: ¿ Tras el proceso judicial abierto se ha puesto en contacto con Calatrava?

R: No, solo con su abogado. Quiero subrayar que Calatrava es un artista y los artistas, en la forma de hacer su trabajo, planificarlo y desarrollarlo, necesitan estímulos muy humanos, muy sentimentales.

La respuesta de Calatrava desde el primer momento fue positiva precisamente por su ligazón con Mallorca, por su atracción por una bahía que a él siempre le había apasionado, por hacer un proyecto que a él le motivara. Para un arquitecto de estas características, este proyecto es una cosa muy pequeña en su facturación.

Se trata de hacer realidad una idea con un diseño único y emblemático en un lugar único y emblemático. A mí me gustaría que se pudiera conocer este proyecto porque estoy convencido de que si el señor Calatrava tiene ocasión de poder presentarlo, mucha gente quizás cambiaría de opinión. Nada que no se conoce se puede querer.