Público
Público

El uso materno de antidepresivos afectaría la salud infantil

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Amy Norton

Un nuevo estudio indica quelos bebés de las mujeres que tomaron antidepresivos en elembarazo registran más consultas al pediatra y corren másriesgo de desarrollar ciertos problemas de salud que otrosniños de la misma edad.

La investigación incluyó una revisión de las historiasclínicas de casi 39.000 niños noruegos en el primer año devida.

Los resultados revelaron un aumento en las tasas demalformaciones cardíacas congénitas y en el uso de fisioterapia-que es un signo potencial de problemas de movilidad- en losbebés de usuarias de antidepresivos en la gestación.

Esos niños tendieron también a ir más veces al médico y atener tasas más altas de otros problemas de salud, comosíntomas respiratorios y digestivos. Lo mismo ocurrió en loshijos de las mujeres que habían suspendido el uso deantidepresivos en el embarazo.

Eso aumenta la posibilidad de que los riesgos estuvieranasociados con la depresión materna, en lugar de con el uso deantidepresivos, sostuvo el equipo de la doctora Tessa Ververs,del Centro Médico de la Universidad de Utrecht, en Holanda.

Lo importante para las mujeres es que la decisión decontinuar o suspender el uso de antidepresivos en el embarazoes personal. Deberían conversar con el médico para optar por lomejor, dijo Ververs a Reuters Health.

Decidir continuar o no el uso de antidepresivos en elembarazo no es fácil.

Los primeros estudios sobre la seguridad de esos fármacosla confirmaron, señaló el equipo, pero algunos estudiosrecientes asociaron esos fármacos con problemas en los reciénnacidos, incluidos los defectos cardíacos congénitos.

El uso de antidepresivos en el tercer trimestre estuvoasociado con un aumento del riesgo de sufrir estrésrespiratorio, problemas para amamantar e irritabilidad en losrecién nacidos, explicó el equipo en la revista británica deobstetricia BJOG.

También preocupa no tratar la depresión en el embarazo, quepuede generar estrés.

De los 38.602 bebés participantes, 197 eran hijos demujeres que habían tomado antidepresivos en la gestación. Otras820 madres los habían suspendido antes del embarazo y 543 losusaron sólo en ciertos momentos gestacionales.

La mayoría de las mujeres medicadas durante el embarazo (el71 por ciento) usó un inhibidor selectivo de la recaptación deserotonina (ISRS), como paroxetina (Paxil) o fluoxetina(Prozac).

El equipo halló que tres de los hijos de mujeres que habíanusado antidepresivos en el embarazo necesitaron una cirugíacardíaca mayor en el primer año de vida. Eso los hizo seisveces más propensos a necesitar un procedimiento cardíaco quelos hijos de madres que nunca habían usado esos fármacos.

El riesgo no aumentó en los niños de las mujeres que habíansuspendido los antidepresivos.

En cuanto a las consultas en el primer año de vida, loshijos de las mujeres que habían tomado antidepresivos en elembarazo y de las que los habían suspendido registraron másconsultas pediátricas que los niños de mujeres que nunca habíanusado esos fármacos.

Ambos grupos de niños usaron demasiados antibióticos ytuvieron alta tasa de síntomas respiratorios e intestinales.

Es posible que influya la depresión materna, según elequipo. Estudios previos habían hallado que las madresdeprimidas tiendan a consultar más al pediatra que otras.

Comparado con otras mamás, señaló el equipo, a las mujeresdeprimidas les costaría más superar problemas como lostrastornos respiratorios y los síntomas digestivos.

El equipo opina que se necesitan más estudios para separarlas relaciones entre la salud mental de las madres, el uso demedicamentos y los problemas de salud en los niños.

Por ahora, sostuvieron los investigadores, las evidenciasrespaldan el control fetal de los defectos cardíacos cuando lasmadres siguen usando antidepresivos en el embarazo.

FUENTE: BJOG, noviembre del 2009