Publicado: 25.11.2013 09:25 |Actualizado: 25.11.2013 09:25

Mato contrata a Lamela para cambiar el modelo de gestión del hospital de Melilla

El exconsejero de la Comunidad de Madrid está imputado por tráfico de influencias y prevaricación durante el proceso de privatización de la sanidad madrileña

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Ministerio de Sanidad ha adjudicado a la empresa del exconsejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid Manuel Lamela "la asistencia técnica para la definición de un nuevo modelo de gestión clínica y su implantación" del Hospital Comarcal de Melilla. Por este servicio, el departamento de Ana Mato pagará al empresario 46.115 euros. Lamela está imputado por tráfico de influencias y prevaricación durante el proceso de privatización de la sanidad madrileña.

Mientras que la compañía Business Assessment Plans and Projects Healthcare, propiedad de Lamela, se encargará de cambiar el modelo de gestión del hospital de Melilla, hacia una fórmula en la que empresas privadas puedan asumir cada vez más funciones, el de Ceuta quedará en manos de grupo Indra Mensor Consultoría y Estrategias.

Los de Ceuta y Melilla son los únicos hospitales españoles que dependen orgánicamente del Ministerio de Sanidad y no de las Comunidades Autónomas. El BOE asegura que las concesiones a estas dos empresas se han hecho por ser las ofertas más ventajosas para la Administración y las mejor valoradas. El importe de adjudicación, con cargo al Ministerio de Sanidad,  asciende a 46.115 euros en el caso del Hospital Comarcal de Melilla y a 35.620 euros en el de Ceuta.

Según el pliego de condiciones del contrato, el Ministerio de Sanidad pretende implantar en los hospitales de Ceuta y Melilla las llamadas Unidades de Gestión Clínica: pequeñas "microempresas" dentro de los centros públicos que tendrán entidad jurídica propia. Según la SER, serán departamentos que podrán administrar su propio presupuesto y que tendrán personal regulado por el régimen laboral de las empresas privadas, sometido a un sistema de incentivos en función de criterios de eficiencia.

La Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (Fadsp) ha rechazado el contrato firmado entre Mato y Lamela, calificándolo de "despilfarrador e injustificado". En una nota, ha denunciado también "el intento" de Sanidad de privatizar hospitales "de manera encubierta", por lo que ha exigido la cancelación de este contrato y la dimisión de los responsables de realizarlo.

La Fadsp ha señalado también que las propuestas sobre "asistencia técnica para la definición de un nuevo modelo de gestión clínica", motivo del contrato, no tienen otro propósito que "favorecer la privatización encubierta del sistema sanitario". Además, el que el contrato se haya adjudicado a la empresa de Lamela supone, a su juicio, el hacerlo con una persona sobre la que pesan "graves acusaciones" y desconocer que el Ministerio tiene suficientes recursos técnicos para llevar a cabo labores de asesoramiento sin necesitar de empresas externas.

"Se está incurriendo en un despilfarro económico que carece de justificación, máxime cuando se están realizando recortes en prestaciones fundamentales para la salud de la población", ha subrayado la Federación, antes de recordar que fue Lamela quien inició el proceso privatizador que "ahora estrangula" a la sanidad pública madrileña. Y han avisado del "interés" de las empresas privadas por fomentar el "turismo sanitario", y que Ceuta y Melilla son "una excelente plataforma para propiciar el procedente de Marruecos".