Publicado: 10.10.2014 18:23 |Actualizado: 10.10.2014 18:23

Mato cree un acierto que al frente de la crisis no esté ella

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Siente una "gran satisfacción" y le parece "un gran acierto" la creación de un órgano especial para gestionar la crisis del ébola. Así ha respondido esta tarde la ministra Ana Mato a la pregunta sobre si se sentía respaldada por Mariano Rajoy después de que éste pusiera a la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, al frente de este asunto. "Es un gran acierto institucionalizar la coordinación que ya existía", sentenció, haciendo referencia al "comité interministerial" creado por el Ejecutivo este mismo viernes y a la "comisión de coordinación y seguimiento"  formada por su departamento el pasado miércoles, respectivamente.

La titular de Sanidad se ha reunido con sus homólogos autonómicos del ramo en el Consejo Interterritorial de Salud para "reforzar" los procotolos de seguridad frente al virus. Y, aunque reconoció que "con la desgraciada experiencia" que ahora se tiene, las medidas se han podido mejorar, también se escudó en las "directrices europeas y de la Organización Mundial de la Salud" para eludir sus fallos en el control de la situación desde que Teresa Romero dio positivo por la enfermedad.

De hecho, la ministra incurrió en varias contradicciones a la hora de explicarse. Por un lado, contestó que la investigación en curso trata de dilucidar cuestiones como por qué la enferma pasó 16 horas en un hospital (el de Alcorcón) no habilitado para este tipo de infecciones o por qué la ambulancia que la trasladó de su casa a dicho centro —no preparada para aislar a los infectados— pasó después 12 horas atendiendo a otros pacientes. "Es lo que estamos investigando", respondió, insistiendo en que la Consejería de Madrid tiene "a todos los contactos [las personas que se expusieron al virus] sometidos a control y vigilancia". 

Sin embargo,después argumentó con seguridad que "se han cumplido todos los protocolos" y que "el material utilizado cumple con todos los requisitos establecidos por la Unión Europea". Segundos más tarde reconoció que hoy se ha podido ir "un paso más allá" de los protocolos internacionales. "Con la desgraciada experiencia que ahora tenemos podemos afrontar inmediatamente todas las actuaciones para evitar cualquier riesgo para los ciudadanos", dijo.

Es más, la ministra ha acordado con los consejeros de las comunidades reforzar el seguimiento de los contactos de la paciente, considerar de alto riesgo y poner bajo vigilancia activa "a todo el que haya estado en contacto con pacientes con ébola" y rebajar el umbral mínimo de fiebre de 38.6 a 37.7 grados de temperatura. 

La ministra de Sanidad, Ana Mato, preside el Consejo Interterritorial. EFE/Ballesteros 

De otro lado, Mato ha asegurado que sólo conoce el estado de la paciente "por los medios de comunicación". "Quienes tienen que dar el estado de la situación de la paciente son los médicos; no el Ministerio", intentó excusarse después. "Nosotros tenemos las noticias contrastadas por los partes médicos, pero no somos quienes tenemos que hacer una valoración de la situación de la paciente", continuó intentando arreglar su propio desaguisado.

Asimismo, tratando de contrarrestar las declaraciones en las que el consejero de Sanidad de Madrid, Javier Rodríguez, acusaba a la auxiliar de enfermería infectada de haber mentido, Mato ha incidido hoy en destacar su "apoyo" a la enferma, así como a "todos los profesionales" que trabajan en el sistema sanitario español y, en especial, en el hospital Carlos III donde Teresa se encuentra ingresada.

Desde el Ministerio, Gobierno y Comunidades también han querido lanzar un mensaje de "tranquilidad" a la población. Así, aseguraron que el sistema sanitario está preparado para afrontar esta crisis, que los trabajadores están perfectamente preparados para atender a estos pacientes y que no se escatimará ningún recurso "material ni personal" para solucionar esta situación. No obstante, Mato no mostró interés en ofertar una partida presupuestaria al Gobierno de Ignacio González para que en vez de reconvertir el hospital Carlos III en un centro de media y larga estancia lo mantenga como el de referencia de enfermedades infecciosas. "Ahora estamos centrados en agradecer el esfuerzo a todos los profesionales que se han esforzado en atender a cada paciente", concluyó.


http://www.quoners.es/debate/crees-que-ana-mato-deberia-dimitir