Público
Público

El matrimonio homosexual gana terreno en Australia y Estados Unidos

En menos de 24 horas el distrito federal de Canberra (Australia) y el Estado de New Jersey, en Estados Unidos, dan luz verde al matrimonio entre personas del mismo sexo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El matrimonio homosexual poco a poco se va extendiendo por el mundo. En menos de 24 horas el Territorio de la Capital Australiana (ACT), al que pertenece Camberra, la capital del país, ha aceptado legalizar el matrimonio entre personas del mismo sexo. Unas horas antes el gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie, retiraba el recurso contra el fallo judicial que autorizó el matrimonio homosexual en ese estado de Estados Unidos.

El Territorio de la Capital Australiana (ACT) ha sido la primera jurisdicción de Australia en aceptar el matrimonio gay por un solo voto de diferencia en el Parlamento regional. El ministro principal del distrito federal, Katy Gallagher, afirmó el martes en sede parlamentaria que 'ya no hay excusa, si es que alguna vez la hubo, para discriminar a las parejas del mismo sexo en esta comunidad'.

'Son nuestros hijos, nuestros padres, nuestros hermanos, nuestras hermanas, nuestros líderes... Ante todo, ellos son nuestros iguales. La Ley de Igualdad en el Matrimonio pone este principio fundamental y un derecho humano en la ley', sentenció ante los aplausos de la mayor parte de la tribuna, tal y como recoge la cadena de televisión australiana ABC.

Por su parte, el Gobierno Nacional, encabezado por el primer ministro conservador Tony Abbott, ha avisado de que debatirá esta ley en la Corte Suprema de Australia, pese a que también se han aprobado una serie de enmiendas para reforzar las leyes contra cualquier reto en el Tribunal Superior.

Se espera que las parejas homosexuales puedan aprovecharse de las nuevas normas antes de final de año, tras anunciar con cuatro semanas de antelación su intención de casarse. Además, no será necesario que la ceremonia se celebre en una iglesia o lugar de culto.

El ministro adjunto Andrew Barr, que ha manifestado su condición de homosexual, tuvo secarse las lágrimas mientras explicaba la importancia de las leyes para el colectivo de gays y lesbianas: 'Se trata de reformas que también tienen un impacto positivo en los padres que quieren que sus hijos vivan una vida feliz, productiva y saludable sin tener que experimentar el miedo, el odio y la discriminación', señaló.

Por contra, en septiembre de 2012, la ley para legalizar el matrimonio entre personas del mismo sexo fue rechazada en el parlamento nacional de Australia.

En Nueva Jersey cundió la euforia. Desde la  pasada medianoche se han comenzado a celebrar bodas entre parejas del mismo sexo en varias ciudades del estado, que a medianoche abrieron las puertas de sus ayuntamientos para acoger los primeros enlaces de este tipo. 'Aunque el gobernador está firmemente en desacuerdo con que los tribunales sustituyan con sus decisiones' al poder legislativo o a una consulta de los ciudadanos, la decisión que la Corte Suprema del estado tomó el pasado viernes hace que el matrimonio homosexual 'sea legal', señaló un comunicado de la administración estatal.

Ciudades como Newark, Jersey City o Elizabeth celebraron numerosos enlaces desde la medianoche del domingo, y las bodas se extendieron por todo el estado según abrían hoy todas las dependencias municipales. Nueva Jersey se convirtió así en el estado número 14 de Estados Unidos en permitir el matrimonio entre personas del mismo sexo.

El pasado viernes, la Corte Suprema del estado permitió de forma provisional la celebración a partir de hoy de los matrimonios mientras se resolvía el recurso de Christie, aunque los jueces consideraron que, dadas las posibilidades casi nulas de que ese recurso prosperara, las bodas podían comenzar a celebrarse. Christie vetó hace casi dos años una propuesta para legalizar estos matrimonios, que había sido aprobada por las dos cámaras legislativas del estado, aunque ni la Asamblea ni el Senado lograron una mayoría de los tercios para superar ese veto.

La postura del gobernador, que según las encuestas será reelegido con comodidad el próximo día 5 de noviembre, era hasta ahora que este asunto debería resolverse en una consulta popular.