Publicado: 22.10.2014 13:25 |Actualizado: 22.10.2014 13:25

Los matrimonios en España duran una media de 15,2 años

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La duración media de los matrimonios en España hasta el divorcio es de 15,2 años, según los datos recogidos por el Instituto Nacional de Estadística correspondientes a 2013, que cifran en 5,5 años el tiempo que en general se tarda para conseguir la nulidad.

La estadística, cuyos resultados no son comparables con los del año anterior por un cambio en la forma de recogida de los mismos, indica que en 2013 se produjeron 100.437 sentencias de nulidades (110), separaciones (4.900) y divorcios (95.427), lo que supuso una tasa de 2,1 por cada 1.000 habitantes.

 

En total, tres de cada diez divorcios se produjeron después de 20 años de matrimonio, y el 20%, en uniones que habían durado entre un lustro y una década. En el caso de las separaciones, el 48,2% de los matrimonios tuvo una duración superior a 20 años, y el 15,6% entre cinco y diez. Así, los matrimonios disueltos por divorcio tuvieron una duración media de 15,2 años, mientras que la de los matrimonios separados fue de 20,8 años. Por su parte, el tiempo medio transcurrido entre el matrimonio y la declaración de nulidad fue de 5,5 años.

Según explica, el año pasado en España se divorciaron fundamentalmente parejas de distinto sexo con edades entre 40 y 49 años en el caso de los hombres, y entre 30 y 39 años en el de las mujeres. En las separaciones, las más numerosas fueron entre personas de 40 a 49 años de edad, sin diferencias por género.

La mayoría de los que acabaron disolviendo su matrimonio eran solteros antes de casarse, aunque un 6,9% de los hombres ya se habían divorciado antes y el 0,6% eran viudos. Entre las mujeres, el 6% eran divorciadas de una unión anterior y el 0,4% habían enviudado.

También son mayoría (84,3%) los españoles en las nulidades, separaciones y divorcios registrados en 2013. En el 10,3% uno de los cónyuges era extranjero y en el 5,4% lo eran ambos.

El INE muestra además que el 75,4% de los divorcios y el 83,9% de las separaciones en el año 2013 fueron de mutuo acuerdo. En el 11,2% de los divorcios había separación previa, frente al 12% del año anterior. En lo que concierne a la presentación de la demanda, en el 55,8% de los casos ésta fue presentada por ambos cónyuges, en el 27,8% por la esposa y en el 16,4% por el esposo.

En el 55,8% de los casos, la demanda fue presentada por ambos cónyuges

La duración media de estos procesos fue de 4,5 meses, lo que rebaja los 5,1 meses registrados en 2012. En general, las separaciones son más ágiles (3,6 meses) que los divorcios (4,6 meses). No obstante, varía en función del tipo de procedimiento: 2,9 meses en tener sentencia por un proceso de mutuo acuerdo y 9,6 meses en un caso contencioso.

En concreto, tres cuartas partes de los divorcios se resolvieron en menos de seis meses, mientras en el 7,9% de los casos se prolongó más de un año. También fueron mayoría (84,2%) las separaciones resueltas en menos de medio año, frente a las que se prolongaron más de doce meses (4,8%).

Por otra parte, casi seis de cada diez matrimonios rotos tenían hijos: en el 48% de los casos, eran menores de edad; en un 4,1% mayores pero dependientes económicamente y en el 5,1%, de los dos tipos. El 27,7% tenía un solo hijo (menor o mayor dependiente). En el 57,2% de los casos se asignó una pensión alimenticia, cifra similar a la del año anterior (57,7%). En el 81,5% el pago de la pensión alimenticia correspondió al padre (84,4% en 2012), en el 4,8% a la madre (4,9% en el año anterior) y en el 13,7% a ambos cónyuges (10,8% en 2012).

La custodia de los hijos menores fue otorgada a la madre en el 76,2% de los casos, cifra inferior a la observada en el año anterior (79,6%). En el 5,5% de los procesos la custodia la obtuvo el padre (frente al 5,3% de 2012), en el 17,9% fue compartida (14,6% del año anterior) y en el 0,3% se otorgó a otras instituciones o familiares. En el 10,0% de las sentencias se fijó una pensión compensatoria. En nueve de cada 10 casos el pago de la pensión compensatoria fue asignado al esposo.

Con una tasa media nacional de 2,1 nulidades, separaciones y divorcios por cada 1.000 habitantes en España, las comunidades autónomas que registraron los mayores niveles en comparación fueron Canarias (3,0), la ciudad autónoma de Ceuta (2,8) y Catalunya (2,5).

Por el contrario, las que presentaron las menores tasas fueron Extremadura (1,4) y Castilla y León, Aragón, Castilla-La Mancha, Comunidad Foral de Navarra y País Vasco (todas ellas con 1,7).