Público
Público

El mausoleo de Lenin cierra por trabajos de conservación de la momia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El mausoleo de Vladímir Lenin, el fundador del Estado soviético, cerró hoy sus puertas al público para llevar a cabo trabajos rutinarios para la conservación de su momia, que se expone en la Plaza Roja desde 1924.

Según el Servicio de Seguridad del Kremlin, el mausoleo, que está situado junto a la muralla, permanecerá cerrado hasta el 19 de abril.

En este período de casi dos meses, especialistas del Centro de Biotecnologías dependiente del Instituto de Plantas Aromáticas y Medicinales (VILAR, por sus siglas en ruso) efectuarán una serie de procedimientos bioquímicos para preservar la momia embalsamada de Lenin.

Además, como es habitual, simultáneamente se verificará el funcionamiento de los equipos que velan por las condiciones de temperatura, humedad y pureza del aire en el interior del mausoleo.

Según los especialistas responsables de la preservación de la momia de Lenin, gracias a los logros de la ciencia el cuerpo del líder bolchevique puedes ser conservado un tiempo "indefinidamente largo".

Los anteriores trabajos con la momia de Lenin fueron efectuados hace dos años.

Sin contar las obligadas ausencias para retoques, la momia de Lenin ha permanecido desde el 1 de agosto de 1924 en el mausoleo de la Plaza Roja a excepción de 1.360 días durante la Segunda Guerra Mundial, cuando fue evacuada a Tiumén, en el norte de Siberia.

El mausoleo de mármol y granito ha sido objeto de peregrinación desde la muerte de Lenin en 1924, tradición que se mantiene desde la caída de la Unión Soviética, aunque cada año las visitas descienden y aumentan las voces que piden poner fin a este culto a la personalidad.

Aunque Lenin no dejó testamento, su viuda, Nadezhda Krúpskaya, se opuso a la exposición del cadáver y dijo que su marido había expresado su deseo de descansar junto a su madre y hermano en el cementerio de Vólkovskoye en San Petersburgo.

Según una encuesta efectuada en enero pasado por el Centro de Estudios de la Opinión Pública (Vtsiom, por sus siglas en ruso), el 61 por ciento de los rusos se pronuncia por enterrar la momia de Lenin, el 29 por ciento por mantenerla en el mausoleo, mientras que el 10 por ciento restante no sabe qué contestar.

En septiembre del año pasado, el primer ministro ruso, Vladímir Putin, declaró que la decisión sobre el entierro de Lenin será adoptada a su debido tiempo.