Público
Público

A mayor demanda social, menos trabajadores sociales

Un informe del Consejo General del Trabajo Social señala que las personas de clase media que piden ayuda han aumentado en un 45%.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

En cada departamento falta una media de cuatro trabajadores sociales, pero los presupuestos para la partida destinada a los servicios sociales lleva dos años disminuyendo y para 2014 el recorte será del 36%. La demanda social ha aumentado en toda España, pero un tercio de los trabajadores de este sector denuncia que en el último año ha descendido el número de personas en su departamento. Son algunas de las contradicciones que pone de manifiesto el primer informe de los servicios sociales en España, elaborado por el Consejo General del Trabajo Social, que representa a 40.000 profesionales.

Los 1.361 empleados entrevistados para este estudio denuncian que la mayor sobrecarga de trabajo se encuentra en las áreas de información y valoración, intervención y apoyo familiar e intervención y protección de menores. Los trabajadores señalan especialmente el deterioro de los servicios de atención a la dependencia (a mayores y personas con discapacidad) y a la exclusión social. Estos son dos de los pilares más castigados de los servicios sociales y, a la vez, dos de las problemáticas para las que más ayuda solicitan los ciudadanos.

'La Administración pretende dejar sólo el esqueleto de los Servicios Sociales', ha denunciado la presidenta del Consejo General del Trabajo Social, Ana Lima, que rechaza la reforma de la Administración Local porque supone, dice, 'la implícita desaparición de los servicios sociales municipales' dado que se traslada todo el peso de la financiación de los centros a las comunidades autónomas, cada día más endeudadas. Las  regiones que más recortan en servicios sociales, según el informe, son Madrid, Murcia, País Valencià, Canarias y Castilla-La Mancha.

El estudio del consejo también señala un cambio de perfil en las personas que solicitan ayuda social. En 2012 los ciudadanos de clase media que han acudido a trabajadores sociales ha aumentado en un 45,2%.