Público
Público

Mayor variación del aumento de peso en el embarazo sería segura

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Amy Norton

Las embarazadas podríanengordar un poco más o, en algunos casos, mucho menos de lorecomendado sin afectar el tamaño del bebé al nacer.

En Estados Unidos, el Instituto de Medicina (IOM), queasesora al Gobierno federal, recomienda que las mujeres conpeso normal engorden entre 11 y 15 kilos durante el embarazo.Las mujeres con bajo peso pueden extenderse hasta 12-18 kilos yaquellas con sobrepeso reducir el rango de 6 a 11 kilos.

Las mujeres obesas son las que menos pueden engordar, conuna recomendación de entre 4 y 9 kilos.

Pero en el nuevo estudio, un equipo en Alemania halló quelas mujeres con peso normal y excedido pueden engordar pordebajo del rango que recomienda el IOM sin dañar el tamaño delbebé. De hecho, adelgazar un poco demostró ser seguro enmujeres con sobrepeso y obesidad.

En cambio, las mujeres con bajo peso pudieron engordar másque la recomendación del IOM sin el riesgo de tener un bebé másgrande que la talla normal al nacer.

Pero el equipo aclara que los resultados no modifican lasguías vigentes.

El estudio "no prueba que los rangos de aumento de pesodurante la gestación sean realmente 'óptimos'. Sólo se suma aldebate científico sobre el tema", dijo a Reuters Health AndreasBeyerlein, de la Universidad de Múnich Ludwig Maximilians.

Los resultados coinciden con estudios previos que habíansugerido que, con una dieta saludable y ejercicio, las mujeresobesas pueden engordar poco o hasta adelgazar sin dañar elembarazo.

El equipo analizó los registros de más de 177.000 partos enBavaria entre el 2004 y el 2006. Estimó cuántos kilos podíaengordar o adelgazar una mujer sin elevar las probabilidades detener un bebé pequeño o grande para la edad gestacional.

Se halló que las mujeres obesas antes del embarazo podríanadelgazar hasta 15 kilos y engordar hasta poco más de 2 kilossin riesgo de tener un bebé pequeño o grande para la edadgestacional.

En tanto, las mujeres con sobrepeso podrían adelgazar hasta6 kilos y engordar hasta casi 12, mientras que las mujeres conpeso normal podrían engordar entre 2 y 18 kilos. El rango paralas mujeres con bajo peso sería de entre 8 y 25 kilos, según elestudio.

Las fumadoras necesitaron engordar más que las no fumadoraspara no aumentar el riesgo de tener un bebé pequeño para laedad gestacional. Adelgazar no fue más seguro para lasfumadoras con sobrepeso u obesidad. Pero Beyerlein señaló quelo mejor para todas es no fumar.

El equipo destaca algunas limitaciones del estudio,incluido el hecho de que excluyó a embarazadas con enfermedadescomo diabetes gestacional y preeclampsia (aumento de la presiónsanguínea y de la proteína en la orina).

Los autores concluyeron que se necesitan más estudios paraconfirmar si se pueden difundir recomendaciones más específicassobre el aumento de peso durante el embarazo en distintosgrupos de mujeres.

FUENTE: American Journal of Clinical Nutrition, diciembredel 2009