Publicado: 13.11.2013 17:37 |Actualizado: 13.11.2013 17:37

La mayoría de clientes españoles de bancos suizos regulariza su situación

El Gobierno helvético ha llegado en el último año a acuerdos con diversos países para resolver el problema de los fondos no declarados

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los clientes españoles de los bancos suizos aprovecharon ampliamente la posibilidad de regularizar la situación fiscal de sus depósitos en estos establecimientos, según ha afirmado el director ejecutivo de la Asociación de Bancos Suizos (ABS), Claude-Alain Margelisch.

"Puedo decir que los clientes (españoles) han utilizado en una amplia escala la posibilidad de regularización. El que no aprovechó ha actuado bajo su propia responsabilidad, pero casi la totalidad lo ha hecho", aseguró en un encuentro anual con la prensa extranjera. Sin embargo, el ejecutivo indicó que la ABS desconoce el número de ciudadanos españoles que habrían participado en el proceso de regularización.

El Gobierno suizo ha llegado en el último año a acuerdos con diversos países para resolver, bajo distintas fórmulas, el problema de los fondos no declarados por sus nacionales y así poner a la plaza bancaria suiza en concordancia con las regulaciones europeas en la materia. La Unión Europea y Estados Unidos emprendieron en los últimos años importantes campañas para identificar y sancionar a quienes habían defraudado al fisco nacional colocando, en numerosos casos, sus fondos en bancos helvéticos, atraídos por la norma del secreto bancario que imperaba en la banca suiza.

En el ámbito europeo, la Confederación Helvética cerró nuevos acuerdos fiscales que han entrado en vigor con Austria y el Reino Unido, y ha negociado otros con Alemania, Francia y Estados Unidos. En el caso de España se optó por una renegociación y puesta al día del tratado de doble imposición para incorporar la posibilidad de regularizar la situación de ciudadanos españoles titulares de cuentas no declaradas abiertas en Suiza.

A este respecto, Margelisch sostuvo hoy que "la mayoría de clientes se ha regularizado" y que una de las razones es que "hay un cambio de mentalidad, porque se dan cuenta de que la regularización ofrece la posibilidad de volver a una situación normal de poder pagar impuestos". "Más se espera, más caro cuesta. Y si miramos la reglamentación en los países involucrados, los medios de represión son cada vez más importantes", explicó.

El ejecutivo aseguró que la gran mayoría de clientes de cualquier nacionalidad que se han regularizado mantienen la relación con su banco y sus depósitos en Suiza, donde los expertos consideran que poco queda del "secreto bancario", tal como se le concebía hace pocos años. Sin embargo, Margelisch aseguró que "el principio de protección de la confidencialidad no ha desaparecido" y negó que haya sido el único elemento sobre el que se construyó el éxito de la plaza financiera helvética.

"La protección de la privacidad financiera se mantiene en la ley", sostuvo, aunque también indicó que "la cooperación aumentó" con las autoridades fiscales extranjeras. "Para las personas que están en orden con sus impuestos no hay cambios", enfatizó. La lucha contra la evasión fiscal es un fenómeno global y se intenta aplicar al conjunto de centros financieros, por lo que Margelisch aseguró que no está causando la salida de clientes de Suiza.