Público
Público

La mayoría de las diferencias étnicas en la apendicitis no tiene explicación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Kerry Grens

La pobreza y un segurode salud de baja calidad explican sólo una pequeña parte de ladiferencia en la cantidad de blancos y negros con apendicitis enEstados Unidos, según indica una nueva investigación.

A diferencia de estudios previos, una nueva investigaciónrevela que las principales causas de esa disparidad "no tienenexplicación", dijo el doctor Edward Livingston, profesor delCentro Médico Southwestern de la University of Texas, en Dallas,que analizó más de medio millón de internaciones porapendicitis.

La apendicitis es la inflamación del apéndice, un órganounido al extremo del intestino grueso que se puede romper ydiseminar la infección. Para prevenir complicaciones, hay queextirparlo rápidamente antes de que se rompa.

En la población adulta, Livingston y un colega no hallarondiferencias entre los pacientes blancos, afroamericanos ehispanos con ruptura del apéndice antes de la cirugía.

Pero, en los niños, el equipo detectó diferencias entre lasetnias: 27 de cada 100 niños blancos, 35 de cada 100 niñosnegros y 36 de cada 100 niños hispanos sufrieron la ruptura delapéndice.

La cobertura de Medicaid, el seguro público para lapoblación pobre de Estados Unidos, y la pobreza estuvieronasociadas con una mayor posibilidad de sufrir la ruptura delapéndice.

Pero cuando el equipo analizó las cifras con más detalle,observó que la cobertura de salud sólo explicaba el 12 porciento de las diferencias entre los niños negros y blancos,mientras que el ingreso familiar lo hacía con el 7 por ciento delas disparidades.

En tanto, la edad de los niños podía explicar un tercio delas diferencias. Los chicos hispanos más pequeños eran los quemás riesgo tenían de sufrir la ruptura del apéndice.

El ingreso y la cobertura de salud influyeron casi por igualen las diferencias entre los niños blancos y negros.

"Con una base de datos muy grande pudimos establecer que losfactores que acompañan el acceso a la atención, como ser menorde edad, tener un bajo nivel socioeconómico o una mala coberturade salud, no explican realmente la diferencia en los porcentajesde perforación" del apéndice, dijo Livingston a Reuters Health.

El autor consideró también que la genética podría influir enel riesgo de ruptura del apéndice, dado que ciertos genesaumentarían la vulnerabilidad de ciertas personas y, quizás,esos genes son más comunes en la población negra e hispana.

El doctor Benedict Nwomeh, cirujano pediátrico del HospitalNacional de Niños en Columbus, Ohio, señaló que aún existenpocas pruebas de que las diferencias biológicas aumentan elriesgo de que los niños afroamericanos e hispanos sufran laruptura del apéndice.

"La contribución de este estudio es haber detectado unabrecha y asegurar que, para reducirla, deberíamos corregir lasdiferencias en la cobertura y los ingresos", dijo Nwomeh, que noparticipó del estudio.

Los autores recuerdan en Archives of Surgery que la rupturadel apéndice se ha utilizado como un indicador de mal acceso ala atención Médica.

FUENTE: Archives of Surgery, enero del 2012