Público
Público

La mayoría de los franceses optan por la retirada de las tropas de Afganistán

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El 55 por ciento de los franceses se pronuncian por la retirada de las tropas galas de Afganistán, según un sondeo difundido hoy, mientras el ministro de Defensa, Hervé Morin, afirma que la meta de los talibanes es sembrar la duda entre los pueblos de Europa sobre su presencia militar en el país.

Diez soldados franceses murieron y otros 21 resultaron heridos el pasado lunes en una emboscada tendida por insurgentes a unos 50 kilómetros de Kabul, en lo que fue la peor baja sufrida en combate por el Ejército galo desde la guerra de independencia de Argelia.

El drama ha avivado los interrogantes, no sólo entre la oposición de izquierdas, sobre la estrategia francesa y aliada y sobre las condiciones de la operación del pasado lunes.

En la encuesta del instituto CSA publicado en "Le Parisien", el 55% de los preguntados (un 65% de los simpatizantes de izquierdas y un 34% de los de derechas) opina que Francia debe retirar sus tropas de Afganistán porque "se empantana en un conflicto sobre el que no tiene influencia".

Un 36% (un 61% de los simpatizantes de derecha) cree, en cambio, que las tropas deben permanecen allí porque participan en la lucha contra el terrorismo internacional, como afirma el Gobierno.

En el tema de Afganistán, un 48% de los franceses confía en el jefe de Estado, Nicolas Sarkozy, frente a un 46% que no.

Un 62% de los simpatizantes de izquierda no tiene confianza en Sarkozy en este tema, mientras que el 80% de los de derecha sí la tiene.

En el homenaje nacional ayer a los soldados caídos, Sarkozy dejó claro que Francia seguirá en Afganistán: "no tenemos el derecho de dejar que triunfen los bárbaros, porque la derrota en el otro extremo del mundo se pagaría con una derrota" en el territorio galo.

En "Le Figaro", el ministro de Defensa afirma que la meta de los talibanes en Afganistán es sembrar la duda entre la opinión pública europea sobre la validez del compromiso internacional allí.

Con sus ataques, "tratan de debilitar las convicciones de las poblaciones y provocar una retirada de las fuerzas de ciertos países", lo que "en un efecto domino llevaría al derrumbamiento de los esfuerzos" lanzados en 2001 a petición de la ONU, advierte.

Tras reiterar que no habrá cambio en la participación de Francia, el ministro recordó que París "siempre" ha dicho que la solución no es "solamente militar".

"Hace falta "una acción de reconstrucción y esfuerzos en todos los sectores", afirmó Morin, quien, en el ámbito militar, abogó por "más coherencia" entre las fuerzas de los diversos países presentes allí y argumentó que las diferencias nacionales en las reglas de combate "limitan la eficacia de las acciones".

Al sacar las primeras lecciones de la emboscada y de la eficacia de los ataques de los talibanes, "de los que Pakistán y las zonas tribales son su gran vivero", dijo que Francia debe mejorar su "capacidad de reconocimiento e información".

Aunque no se pueden organizar operaciones aerotransportadas para cada patrulla, "quizás" haya que enviar aviones no tripulados y reforzar el uso de helicópteros, señaló.

Según "Libération", el mando francés en Kabul no había pedido que los dos helicópteros galos basados allí reconocieran el terreno antes de enviar la patrulla el pasado lunes, en contra de lo que se había hecho anteriormente para las tropas italianas en el sector.