Público
Público

La mayoría de los países musulmanes de Oriente Medio empezará mañana el Ramadán

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La mayoría de los países de Oriente Medio empezará mañana el mes de ayuno musulmán del Ramadán, durante el cual los fieles se abstienen de comer, beber, fumar y mantener relaciones sexuales desde el alba hasta la puesta del sol.

Al no poder ver anoche en el cielo el cuarto creciente o "hilal", como se llama en árabe, que decide el inicio del Ramadán, las autoridades saudíes anunciaron que hoy termina el mes musulmán de "Shabán" y que mañana empezará el Ramadán.

Y es que el método tradicional, mencionado en el Corán y practicado por los seguidores del profeta Mahoma para decidir el inicio del Ramadán, es escrutar el cielo con la vista, sin ayuda de ningún instrumento, en busca del "hilal".

Si uno divisa el "hilal" por la noche, el día siguiente se considera el primero de Ramadán, algo que no se pudo comprobar anoche en Arabia Saudí, cuna del Islam, por lo que se decidió empezar el ayuno mañana.

Con el anuncio de Arabia Saudí, país que acoge los santuarios musulmanes suníes de La Meca y Medina, han coincidido varios Estados árabes como Egipto, Emiratos Árabes Unidos, Qatar, Yemen, Kuwait, Líbano, Siria y la Autoridad Nacional Palestina.

De acuerdo con la frase coránica que insta a empezar y terminar el ayuno sólo cuando se vea el "hilal", los religiosos en cada uno de los países musulmanes buscan en el cielo el primer hilo de luna, sin ayuda de instrumentos ópticos, para que el ayuno sea "correcto".

Sin embargo, algunos países como Libia dependen más de los cálculos astronómicos para decidir el inicio del Ramadán.

De hecho, Libia es el único país árabe que empezó hoy el ayuno después de que el Centro de Estudios Astronómicos anunciara en un comunicado que sus análisis han probado el inicio del Ramadán, noveno mes del calendario lunar musulmán.

En cuanto a la otra rama principal del Islam, la chií, los seguidores de esa comunidad aún no han anunciado oficialmente cuándo empezarán el ayuno de treinta días.

Irán, cuya población -de más de 70 millones de habitantes- es en su mayoría chií, suele empezar su ayuno uno o dos días después que sus vecinos árabes, lo que ocurre también con países como Irak, donde los chiíes son también mayoritarios.

En Irak, el inicio del Ramadán tiene dos fechas, una para los suníes y otra para los chiíes.

De ese modo, los suníes empezarán mañana su Ramadán tras el anuncio oficial del Waqf suní (responsable de todas la propiedades suníes en Irak), mientras que sus compatriotas chiíes esperan que sus líderes religiosos vean el cuarto creciente hoy para decidir cuándo empieza su ayuno.

En el Líbano, otro país árabe que acoge a fieles de ambas comunidades musulmanas más confrontadas que unidas, los suníes y algunos chiíes comenzarán mañana juntos el Ramadán.

Ayer, "Dar el Fatua", la máxima autoridad de la comunidad suní en el Líbano, anunció que el mes de Ramadán comenzará el lunes.

Días antes, el jeque Mohamad Husein Fadlalah, una de las máximas autoridades religiosas de la comunidad chií, que se guía por cálculos astronómicos y que tiene seguidores en varios países, anunció esa misma fecha como comienzo del ayuno y lanzó un llamamiento a la unidad de los musulmanes.

Sin embargo, el grupo chií Hizbulá, que en general sigue a Irán, no ha anunciado todavía cuándo comenzará el Ramadán.

El carácter sagrado de este mes (que se rige por el calendario lunar, por lo que cada año se adelanta once días con respecto al calendario solar) procede, según la tradición, de que fue en este mes cuando Mahoma recibió la revelación del Corán.

Por su importancia, al ser uno de los cinco pilares del Islam -que incluyen la oración cinco veces al día, la profesión de fe, dar limosna y la peregrinación a La Meca una vez en la vida- el Ramadán lo debe cumplir todo musulmán excepto las mujeres embarazadas, los enfermos, los niños y los viajeros.

Durante este mes son muy comunes las reuniones familiares sobre todo a la hora de romper el ayuno con la comida del "iftar", en la que nunca faltan los dátiles.

También es costumbre ofrecer desayunos a los menos afortunados en carpas que se montan en las calles especialmente para el Ramadán y que en Egipto se llaman "mawaíd el rahman" o mesas de la misericordia.

El Ramadán, nombre árabe que significaba "calor" antiguamente, también se caracteriza por sus noches despiertas hasta el alba, ya que la mayor parte de los fieles no duerme hasta el "suhur", o la comida que toman antes del comienzo de un nuevo día de ayuno.