Público
Público

Mayoría sobredosis por opiáceos recetados EEUU es con metadona

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un nuevo estudio sobre lamortalidad por sobredosis con opiáceos recetados en el estadode Washington demuestra que la mayoría de las muertes se debióal uso de metadona.

Esas sobredosis fueron más comunes en los beneficiarios dela cobertura federal estadounidense Medicaid.

Washington es un estado con una tasa especialmente alta deenvenenamiento con opiáceos, según un informe de los Centrospara el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) publicadoen su boletín semanal. Las muertes por sobredosis crecieron enel país desde 1999.

Para comprender mejor qué fármacos son y si las muertes porsobredosis son más habituales en los pobres, los investigadoresanalizaron todos los decesos por sobredosis de opiáceos enWashington entre el 2004 y el 2007.

Casi el 60 por ciento de las 1.668 personas que murieronpor sobredosis de opiáceos recetados fueron hombres. Lametadona fue la causa de muerte del 64 por ciento de lospacientes, seguida de la oxicodona (el 23 por ciento) y lahidrocodona (el 14 por ciento).

El porcentaje más alto de decesos se registró en personasde entre 45 y 54 años (el 34 por ciento de las muertes porsobredosis).

El 45 por ciento de las personas muertas eran beneficiariasde Medicaid, lo que se traduce en 5,7 veces más riesgo desufrir una sobredosis de opiáceos recetados entre los afiliadosa Medicaid.

Otros estudios demostraron, según indican los autores, quelos beneficiarios de Medicaid son dos veces más propensos quelos beneficiarios de seguros privados a recibir un opiáceorecetado.

Y la metadona, que durante mucho tiempo se usó para tratarla adicción a la heroína, se indica cada vez más comoanalgésico económico; esas prescripciones crecieron más de 12veces entre 1997 y el 2006.

"Los resultados destacan la prominencia de la metadonaentre las causas de muertes por sobredosis con opiáceosrecetados e indican que los beneficiarios de Medicaid están enriesgo", escribió el equipo.

"Los esfuerzos para minimizar este riesgo deberíanconcentrarse en la evaluación de los patrones de prescripciónde opiáceos a los beneficiarios de Medicaid y en laintervención cuando los pacientes de Medicaid utilicen mal esasdrogas", aconsejaron.

Los autores sugieren también que otros estados deberíanvigilar las tendencias en la mortalidad asociada con laprescripción de opiáceos, "en especial en los beneficiarios deMedicaid".

FUENTE: Morbidity and Mortality Weekly Report, 30 deoctubre del 2009