Público
Público

La mayoría de la UE ha retrasado la jubilación

Muchos países han introducido además factores de sostenibilidad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Es un hecho: la edad legal de jubilación está subiendo en Europa. Alemania, Austria, Bélgica, Países Bajos, Dinamarca, Suecia, Grecia, República Checa, Irlanda, Francia, Italia, Lituania, Hungría, Malta, Rumanía, Eslovaquia y Reino Unido son los 17 países de la UE que ya han retrasado la edad de retiro en los últimos años. En muchos casos, los gobiernos que la han aprobado eran conservadores, como en Alemania o Francia, a pesar de que en España el PP se opone a la ampliación.

Además de tocar la edad, sistemas como el sueco o el francés han introducido factores de sostenibilidad, esto es, fórmulas que adaptan las pensiones a la esperanza de vida en el momento de la jubilación y a diversos factores económicos, por ejemplo, el crecimiento del PIB del país. Estas fórmulas permiten despolitizar el cálculo de las pensiones.

En el caso de Suecia, uno de los modelos en el que el Gobierno español ha puesto el punto de mira, dispone de un mecanismo de alerta que se activa cuando la suma de las cotizaciones futuras y los activos con los que cuenta el fondo de reserva son inferiores a las prestaciones futuras a las que tendrá que hacer frente el sistema. Si eso sucede, las pensiones descienden.

Supone, además, que cada trabajador tiene una cuenta donde se registran sus aportaciones al sistema y recibe una pensión acorde con lo que ha cotizado. El modelo sueco ha sido defendido en España por el grupo de los Cien Economistas, de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea).

En Francia, otro de los modelos de referencia para España, la edad mínima de jubilación se ha ampliado de 60 a 62 años. Subirá cuatro meses por año hasta llegar a su aplicación completa en 2018. Además, para tener derecho a una pensión completa habrá que cotizar 42 años (hasta ahora estaba en 40,5 años). Habrá excepciones, como las personas que hayan interrumpido su trabajo para asistir a familiares. Los trabajadores que prolonguen su vida laboral más allá del mínimo se beneficiarán de bonificaciones.