Público
Público

McCain vivirá la incertidumbre electoral en su hotel de la suerte

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El candidato republicano John McCain se refugiará hoy, finalizada la maratoniana campaña hacia la Casa Blanca, en una suite presidencial de su hotel talismán en Arizona a esperar los resultados de estas históricas elecciones.

Después de sendos actos en Nuevo México y Colorado, Phoenix supondrá el final del trayecto del agitado viaje de McCain por EE.UU., quien en los últimos dos días celebró mítines ininterrumpidos en doce estados distintos.

McCain votó hoy, poco después de las nueve y cuarto de la mañana hora local (16.15 GMT) en Phoenix, Arizona, el estado por el que es senador.

El veterano político, tras acudir a las urnas, se dirigirá al hotel Arizona Biltmore, un establecimiento de lujo que durante las últimas décadas ha estado vinculado a los momentos dulces en la vida del senador McCain.

"El hotel le ha dado suerte. Tuvo la recepción de su boda aquí -con su actual esposa, Cindy (1980)- y su oficina no está lejos así que ha realizado muchas actividades en las instalaciones", explicó a Efe el director general del complejo, Andrew Stegen, que hace tres meses supo que acogería el evento de la noche electoral de McCain.

El Arizona Biltmore sirvió en marzo para festejar su nominación como candidato republicano a la presidencia del país, además de para eventos de la empresa Hensley, la tercera distribuidora de cerveza Budweiser de EE.UU., con sede en Arizona y presidida por su mujer, Cindy McCain, que es la heredera del imperio cervecero.

Este hotel llamado "la joya del desierto" tras su inauguración en 1929, en el que durmieron Clark Gable o Marilyn Monroe y que sirvió de inspiración al compositor Irving Berlin para componer el clásico villancico "White Christmas", ha mantenido a lo largo de su historia una relación permanente con los inquilinos de la Casa Blanca.

"Todos los presidentes desde Herbert Hoover (1929-1933) han pernoctado aquí al menos una vez. Esperamos que esto continúe", aseguró Stegen, para quien sería una gran noticia el éxito de McCain en la noche electoral.

El senador por Arizona pasará las tensas horas del recuento en una suite presidencial con vistas a un jardín donde decenas de operarios instalaban desde ayer el escenario y los equipos de luz y sonido con los que contará McCain para su discurso de la victoria o de la derrota.

No está previsto que los medios de comunicación, salvo un grupo limitado, tengan acceso a ese recinto a menos que el republicano dé la vuelta a las encuestas y derrote al presumible ganador, el demócrata Barack Obama.

Se desconoce si McCain, aficionado a ir al cine en las jornadas electorales en las que se presenta como candidato, tendrá ocasión esta vez de escaparse al principio de la tarde y calmar los nervios durante unas horas disfrutando de una película en una sala de Phoenix, siguiendo con su tradición revelada por su hija Meghan.

Alrededor de 3.000 personas vivirán la noche electoral en el hotel, que, desde hace siete semanas tiene colgado el letrero de "no hay habitaciones" para esta fecha.

El 70 por ciento de los huéspedes forman parte del equipo de campaña de McCain o de la prensa.

"Éste es el evento más grande que hemos organizado. Tenemos 63 camiones satélite de televisión y prensa de todo el mundo, como Japón, Nueva Zelanda o países europeos", destacó Stegen.

La denominada por parte del equipo de McCain "Noche Electoral de la Victoria 2008" tendrá restringida la entrada y solamente aquellos simpatizantes con invitación podrán acceder al recinto.

La fiesta que preparan los demócratas de Arizona en Phoenix para esta noche está abierta a todos los públicos.