Público
Público

McDonagh debuta con un "western" cómico inspirado en sí mismo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El realizador británico John Michael McDomagh ha debutado hoy como director de largometrajes con "The Guard", un 'western' cómico rodado en escenarios irlandeses, inspirado en sí mismo y que ha concursado en la Sección Oficial de la 56 Semana Internacional de Cine de Valladolid (Seminci).

Los dos actores principales, Brendan Gleeson y Don Cheadle, han contribuido en gran medida a conseguir la financiación de la película que también tiene la ventaja de ser una comedia, según ha explicado el director en una rueda informativa.

"The Guard" es la historia de un sargento de la Policía en la localidad de Galway (Irlanda) con un humor irreverente y anti-autoritario.

El FBI descubre que una banda de traficantes de cocaína está actuando por la zona y envía a uno de sus hombres a resolver el caso, sin embargo al personaje principal no le preocupa demasiado, pese a lo cual debe implicarse y participar en el dispositivo.

El sargento, interpretado por Brendan Gleeson, está inspirado en el propio director en su carácter anti-autoritario y en su humor, aunque, en "los momentos que estamos mucha gente puede verse identificada con el personaje", ha precisado.

"Nadie se fía ya de quien le da órdenes", ha explicado el director hasta ahora guionista, quien ha detallado que quería hacer un trabajo diferente al que puede verse en las series policiacas de televisión.

Los actores secundarios son amigos del realizador que no suelen encontrar papeles y a los que ha incorporado con el objetivo de que les sirva para trabajar en otras producciones.

La música ha ayudado a identificar el género de la cinta, ambientada en un lugar poco usual para un 'western', por lo que McDonagh decidió no acudir a los compositores de música para películas habituales.

La cinta ya se ha estrenado en Estados Unidos, Alemania,Italia e Irlanda, donde ha sido la película de autor más relevante, sin embargo no ha encontrado distribución en España y en Indonesia.

Tras este debut, donde lo más difícil ha sido el montaje porque fue difícil encontrar el tono adecuado en una comedia que también tiene algo de drama, McDonagh tiene ya en mente otro proyecto.

Su segunda película tratará sobre sacerdotes honrados "atormentados" por los demás miembros de su comunidad, que tendrá un tinte de comedia negra aunque "más dramática" que su primera comedia, ha anunciado.

El sacerdote "bueno" será interpretado de nuevo por Brendan Gleeson, ha anunciado.

A los 16 años, McDonagh abandonó sus estudios y se dedicó a ver películas en su casa, por lo que ha considerado que esa fue "su escuela de cine".