Público
Público

"Me gusta mucho la tortilla y dormir"

A sus 23 años, este natural de Etiopía es campeón de Europa de cross con España

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Alemayehu Bezabeh prefiere olvidar. No se encuentra cómodo al recordar su pasado de indigente, su difícil comienzo en España. El hombre que durmió en la calle, el campeón de Europa que tuvo que refugiarse en Madrid, rehúye todo lo que puede las preguntas sobre las noches a la intemperie en un parque.

Pasó momentos duros en las calles de Madrid. ¿A quién le está más agradecido?

A mucha gente. Sí, muchos.

Fue una suerte que se encontrara en el parque con su compatriota, el también atleta Fikadu Bekele.

Sí. Fue una suerte. Eso ayudó.

Mucha gente le recuerda de aquellos días. Su compañero de cuarto, el padre Antonio, la asociación Karibu...

Sí. Estoy agradecido a todos.

¿Esas noches en el parque?

En verano, con amigos. No fueron tantas.

¿Por qué eligió España?

Me gustaban mucho los deportistas españoles. Me hacía ilusión venir. Me invitaron a competir, vine, tuve un problema de pasaporte y me quedé. Eso es todo. Ya está.

Y ahora, campeón de Europa de cross. ¿Fue fácil la victoria en Dublín?

No. Fue difícil porque había barro, mucho barro. Estaban Lebid y Mo Farah.

¿Cuántos kilómetros corre a la semana?

No lo sé.

¿No sabe cuánto se entrena?

Corro una hora y media por la mañana y otra hora por la tarde. No cuento kilómetros.

'Fue una suerte encontrame con mi compatriota Fikadu en el parque'

¿Cuáles son sus sesiones de entrenamiento favoritas?

Series en la pista y las cuestas.

Y le gusta dormir, ¿no?

Me voy a dormir a las ocho de la tarde. Me despierto a las siete, desayuno, y a las siete y media ya estoy entrenándome. A mediodía duermo otra vez la siesta.

O sea, unas doce horas al día.

Sí. Me gusta.

¿Su nivel le habría dado para entrar en el equipo de cross de Etiopía, su país de nacimiento?

No entiendo.

¿Que si tiene calidad para corre en el equipo etíope?

Sí, sí.

Hábleme de Gebrselassie.

Me gusta mucho. Atleta muy duro, cabeza muy buena.

¿Y de Bekele, otro etíope?

No. A mí me gusta Gebrselassie. No conozco a Bekele mucho.

¿Bekele llegará a correr bien el maratón?

No, no, no. Como Gebrselassie, no. Él no corre en asfalto mucho.

¿Correrá Bekele el Mundial de cross?

No lo sé. Él no quiere.

¿Le gusta la comida española?

Tortilla. Me gusta mucho.

¿Hace alguna dieta?

Como carne, pasta y arroz.

¿Piensa pasarse al maratón en el futuro?

Sí, sí, sí [sonríe de repente]. Pero aún no.

'Una vez me paré en un maratón porque me amenazaron con llamar a la policía'

¿Hizo algún test largo?

Sí. Hace dos años, en el Maratón de Sevilla.

¿Salió de liebre?

Sí. Me contrataron para marcar el ritmo de la media maratón (21 kilómetros), pero me encontré muy bien y en el kilómetro 27 les dije que iba a terminarla. Entonces me dijeron que no, pero yo seguía. Me tuvieron que gritar que me parara. ¡Me convencieron diciéndome que estaba por allí la policía y que me iba a detener!

¿Qué distancia cree que correrá en los Juegos de Londres 2012?

Los 10.000 metros.

Usted se entrena a menudo en Etiopía. ¿Cuál es la situación actual de su país de nacimiento?

Está mejorando mucho.

¿Viaja allí para entrenarse en altitud?

Sí. Es muy bueno. Me entreno a 3.000 metros de altura. Luego vengo aquí y corro fácil.