Público
Público

Media Europa se congela por la "guerra" del gas

El conflicto ya conocido como "guerra" del gas, comenzó el pasado 1 de enero cuando Gazprom cortó el gas a Ucrania tras no alcanzar un acuerdo con Naftogaz sobre su precio en 2009 y la tarifa de tránsito por territorio ucran

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Unión Europea (UE) aborda esta mañana en Bruselas con responsables rusos y ucranianos los detalles técnicos del envío de observadores europeos para controlar el suministro de gas natural hacia los países comunitarios que ya ha creado una situación de emergencia en media Europa.

La UE ha advertido de que si no se reanuda el suministro puede haber 'medidas más severas'.

Por otra parte, el viernes habrá dos reuniones del Grupo de Coordinación del Gas de la UE y los embajadores adjuntos de los Veintisiete, quienes estudiarán la situación y discutirán, entre otras cuestiones, la puesta en marcha de mecanismos de solidaridad entre los países comunitarios si finalmente son necesarios.

Si el suministro no está restablecido para el viernes, se convocará para el próximo lunes un Consejo extraordinario de Ministros de Energía.

El conflicto ya conocido como 'guerra' del gas, comenzó el pasado 1 de enero cuando Gazprom cortó el gas a Ucrania tras no alcanzar un acuerdo con Naftogaz sobre su precio en 2009 y la tarifa de tránsito por territorio ucraniano.

Como resultado, han quedado cortados por completo los suministros de gas ruso por Ucrania con destino a Hungría, Macedonia, Croacia, Bulgaria, Turquía y Grecia, a los que hoy se sumaron Rumanía, Austria, República Checa y Eslovaquia, entre otros países.

Ucrania: El 80% del gas que exporta Rusia pasa por los gasoductos que cruzan Ucrania.La disputa ruso-ucraniana se gestó tras la caída de la URSS. Ucrania, paso obligado del gas siberiano hacia Europa, pagaba un precio inferior al de mercado, pero Rusia lo aumentó gradualmente. La primera 'guerra del gas' entre Moscú y Kiev se produjo en enero de 2006 cuando Rusia cortó el suministro durante cuatro días tras rechazar Ucrania los nuevos precios.

Bulgaria: Recibirá ayuda financiera de la Unión Europea (UE) para afrontar los problemas creados en el país balcánico por el corte de los suministros de gas natural ruso, que normalmente cubren el 90% de las necesidades energéticas del país.

Rumanía:El ministro ruso de Economía, Adriean Videanu, declaró ayer el estado de emergencia en Rumanía, tras cortarse por completo el suministro del gas ruso en Ucrania, y afirmó que el país tiene recursos suficientes de este combustible para 100 días más.Rumanía abastece normalmente más del 70% de su consumo de gas con recursos propios e importa el 30% restante de los rusos.

Croacia: La principal compañía croata de petróleo y gas, INA, ha comunicado que ha intensificado sus negociaciones con Argelia y Libia para importar gas adicional, que se transportaría a través de Italia, con el fin de compensar el gas natural que ha dejado de recibir de Rusia. El primer ministro croata, Ivo Sanader, ha declarado que si prosiguiera la suspensión de los suministros rusos y Croacia no consigue compensarlos, las reservas alcanzan para tres semanas.

Serbia: Unos 120.000 habitantes de las ciudades norteñas serbias de Novi Sad y Pancevo se han quedado sin calefacción durante la noche pasada, con gélidas temperaturas de hasta nueve grados bajo cero. Las autoridades del país apelan al uso racionalizado de esa fuente de energía y no se descarta que Serbia tenga que importar electricidad. De hecho, hoy mismo los serbios recibirán cantidades limitadas de gas natural de las reservas de Hungría, su vecino septentrional, para atenuar los efectos del corte total de suministro de este combustible, informaron los medios nacionales.

Hungría:  Aunque en menor medida, este país también se está viendo afectado por el corte de los suministros gasísticos que llegan de Rusia a través de Ucrania.Según El País, en 2006 Hungría importó casi un 75% del gas que consumió a los rusos. Hungría empezará hoy a enviar gas a Serbia a partir de las 16.00 horas locales (15.00 GMT), según ha informado el gabinete del presidente serbio, Boris Tadic.

Bosnia: Más de 100.000 hogares en las ciudades de Sarajevo, Zenica, Zvornik y Visoko se han quedado sin calefacción. En la mayoría de las tiendas de Sarajevo se agotaron las estufas eléctricas, después de una verdadera invasión de la población que quiere asegurarse calefacción en estos días de intenso frío, con temperaturas que se sitúan en torno a los 12 grados bajo cero.

Macedonia: En los últimos días, este país también ha visto cortados por completo los suministros de gas ruso a través de Ucrania. Según datos de El País, Macedonia se encuentra en el grupo de países con una 'dependencia' del  gas ruso de un 100%.

Grecia: Al igual que Finladia y Austria, el país helénico tiene una dependencia del suministro de gas ruso superior a un 70%. Grecia también ha sufrido un corte total del suminstro de gas de los rusos.

Eslovaquia: La interrupción de los suministros de gas ruso a Eslovaquia ha causado un parón en la actividad de las empresas de automoción Kia Motors y Peugeout Citroen, así como de otras importantes firmas del país. Hoy no se trabaja en Kia Motors, situado en la localidad de Zilina, mientras que se suprimirá el turno de mañana en Peugeot Citroen, en Trnava. La crisis también ha afectado a la industria metalúrgica, ya que el gigante U.S.Steel, en la localidad oriental de Kosice, se encuentra actualmente paralizado, según informan medios locales.

El comité de crisis del Ministerio de Economía, que decretó esta semana el estado de emergencia, ha señalado que, por el bien de los hogares, se restringe las entregas del carburante a las grandes empresas.