Público
Público

Medicaid no es una barrera para acceder a la mamografía en EEUU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Anne Harding

En Estados Unidos, a lasbeneficiarias de la cobertura federal Medicaid les cuesta másque a las afiliadas al seguro gubernamental Medicare obtener unturno para hacerse una mamografía diagnóstica.

Pero la diferencia es pequeña y no explica por qué lasbeneficiarias de Medicaid, que cubre a las personas pobres ycon discapacidades, son menos propensas a hacerse mamografías ymás propensas a recibir un diagnóstico de cáncer mamario enestadio avanzado y a morir por la enfermedad que las afiliadasa Medicare o a un seguro privado.

A diferencia de la mamografía de control (o screening), lamamografía diagnóstica evalúa a las mujeres que obtuvieron unresultado anormal previo o que tienen síntomas sugestivos deque corren alto riesgo de desarrollar un tumor de pecho.

El equipo de Jeremiah D. Schuur, de Brigham and Women'sHospital, en Boston, estudió si la cobertura de Medicaid en símodifica la calidad de la atención y si los reembolsos afectanel acceso al estudio mamográfico.

Los precios que paga Medicaid por las mamografíasdiagnóstica y de screening varían significativamente entre losestados y casi siempre son más bajos que los que reembolsaMedicare, que es el programa federal de Estados Unidos quecubre a los mayores de 65 años.

Los autores eligieron estudiar la mamografía diagnósticapor su importancia para la salud femenina y la necesidad de quesea oportuna.

Las guías recomiendan realizar una mamografía diagnósticadentro de los 30 días posteriores a la indicación médica.

El equipo le dio un guión a un grupo de mujeres que llamó a521 centros que realizan mamografías en 11 estados parasolicitar un turno para hacerse un estudio diagnóstico dentrode los siguientes 20 días hábiles. Esas "pacientes comunes"llamaron a cada centro dos veces: en una dijeron que eran deMedicaid y en otra, de Medicare.

No hubo relación entre el reembolso en los estados y laprobabilidad de que a una mujer se le ofreciera un turno o quepudiera reservarlo en el tiempo indicado.

Aun así, el 99,1 por ciento de las mujeres que dijo ser deMedicaid pudo obtener un turno dentro de los 20 días hábiles,comparado con el 91 por ciento que dijo ser de Medicare.

Schuur dijo a Reuters Health que "es una pregunta abierta"si esa diferencia realmente se traduce en diferencias en lasalud femenina.

Pero dado que las pacientes de Medicaid pudieron obtener unturno en el tiempo indicado, el equipo opina que ese tipo decobertura "no sería una barrera importante para acceder a unamamografía".

"Si el precio a reembolsar fuera un obstáculo importantepara acceder al estudio, la solución sería relativamentesencilla, aunque el estudio sugiere lo contrario", dijoSchuur.

Mejorar el diagnóstico y el tratamiento del cáncer mamariopara las beneficiarias de Medicaid, indicó el autor, demandarámedidas más complicadas que elevar el precio de reembolso.

Eso incluye "hacer campañas para generar conciencia en lascomunidades más desprotegidas, educar a las pacientes y a losproveedores de los servicios de salud y mejorar al alcance delos servicios y el manejo de las pacientes en riesgo",concluyeron los investigadores.

FUENTE: Cancer, 1 de diciembre del 2009