Público
Público

El médico de Bill Clinton asegura que, tras la operación, su diagnóstico es excelente

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ex presidente de Estados Unidos y coordinador de la ayuda internacional para Haití, Bill Clinton, tiene un diagnóstico "excelente" y es probable que este viernes sea dado de alta tras la intervención de corazón a la que se sometió ayer, dijo su médico en conferencia de prensa.

"Su diagnóstico es excelente", dijo el doctor Alan Schwartz, quien lo atendió en el hospital Presbiteriano de Manhattan, al tiempo que comunicó que "no ha habido indicio alguno" de que el ex presidente de Estados Unidos sufriera un ataque de corazón.

El cardiólogo precisó que Clinton, de 63 años, acudió a su consulta porque sufría de dolores repetitivos en el pecho desde hacía varios días, y que tras una revisión decidió la intervención quirúrgica, que duró algo más de una hora.

Schwartz explicó que "uno de los cuatro 'bypass' que el presidente tiene desde 2004 estaba completamente bloqueado, y por eso tenía esos síntomas".

En la intervención, el cardiólogo colocó dos "stent" o mallas coronarias en una de las arterias del ex presidente estadounidense, que ha estado "de pie y de buen ánimo" y acompañado de su esposa, la secretaria de Estado de EE.UU., Hillary Clinton, y su hija Chelsea.

El médico precisó que la situación que presentaba el ex mandatario "no está relacionada con nada que haya hecho. Es una enfermedad crónica, que se puede tratar con medicamentos excelentes".

Agregó que por su condición física, ha estado siguiendo los ejercicios y la dieta que llevaba.

"Bill Clinton está respondiendo de la manera adecuada y el viernes podría irse a casa", agregó el especialista, que avanzó que cuando le da de alta , podrá realizar su actividad normal a partir del próximo lunes, en que Estados Unidos celebra el Día de los Presidentes.

Schwartz señaló que la dolencia cardíaca de Clinton era "seria, pero es una operación muy técnica que entraña un bajo riesgo".

Tras su intervención, uno de sus asesores, Douglas Band, señaló que el enviado especial de la ONU para Haití estaba "animado" y deseando retomar su trabajo en favor de ese país.

En 2009, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, nombró a Clinton enviado especial para Haití para ayudar a la reconstrucción del empobrecido país antillano, y después del devastador terremoto del 12 de enero, le designó como coordinador de la ayuda internacional en favor de esa nación.

Ban le envió hoy "una nota escrita a mano deseándole una pronta recuperación y agradeciéndole el formidable trabajo que ha hecho en Haití en nombre de la ONU", dijo a Efe el portavoz del organismo internacional, Martin Nesirky.

En el último mes Clinton ha tenido una intensa actividad relacionada con los esfuerzos de ayuda a los damnificados del terremoto en Haití, a donde ha viajado en dos ocasiones en calidad de enviado especial de Naciones Unidas.

Clinton tuvo que dar un giro radical a su vida cuando hace seis años le practicaron los cuatro desvíos coronarios en el mismo hospital en que ingresó este jueves y optó por una dieta baja en carbohidratos y con más proteínas, con la que adelgazó visiblemente pero que se consideró no adecuada porque no reducía su colesterol.