Público
Público

Los médicos creen merecerse regalos de farmacéuticas

Según un estudio, basan su justificación en los sacrificios de su periodo de formación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Aceptar invitaciones o regalos de la industria farmacéutica puede conducir a un conflicto de interés para cualquier médico. Sin embargo, profesionales de todo el mundo continúan recibiendo este tipo de obsequios, aunque la práctica está cada vez más autorregulada por los propios laboratorios.

Los investigadores de la Universidad Carnegie Mellon (EEUU) Sunita Sah y George Loewenstein publican hoy en JAMA un estudio sobre las razones que llevan a los especialistas a aceptar las ofertas de la industria.

El trabajo, que forma parte de la tesis doctoral de Sah, pone de manifiesto que los médicos no pretenden enriquecerse a costa de estos presentes cuyo valor económico suele ser escaso sino que justifican su decisión por el sacrificio que consideran han realizado durante su periodo de formación, que provoca que sea lícito aceptar los regalos de la industria.

Los autores sometieron a 300 médicos estadounidenses a tres encuestas online. En la primera, se les preguntaba primero sobre los sacrificios que habían realizado durante su formación como médicos y, después, sobre si era aceptable recibir obsequios de la industria farmacéutica. En la segunda, se compartía la primera tanda de preguntas pero, a continuación, se les hacían preguntas sobre si el sacrificio realizado durante la etapa estudiantil justificaría una posible aceptación de regalos, para finalizar con cuestiones sobre su actitud ante los obsequios. La tercera encuesta sólo incluía el último de los cuestionarios. En los dos primeros casos, los médicos eran más proclives a aceptar los regalos, lo que lleva a los investigadores a concluir que puede ser este el mecanismo que utilicen para justificar la aceptación de los regalos.

El análisis de los resultados pone de manifiesto que aceptar este tipo de regalos no tiene por qué ser signo de una ética dudosa, ya que la justificación detectada es inconsciente.