Público
Público

Los médicos exigen chequeos anuales para evitar muertes

Un irlandés de 27 años murió en el maratón de Barcelona

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Tres fallecimientos en el atletismo popular en los últimos dos meses. Las alarmas se han vuelto a encender y los médicos del deporte están llamando la atención acerca de lo importante que es realizar chequeos para evitar problemas de salud en las personas que corren este tipo de pruebas.

La desgracia arranca en la pasada San Silvestre disputada en Madrid la última Noche-vieja. Un hombre de 56 años, de nacionalidad española, perdía la vida en plena carrera. Once días después fallecía en su domicilio Luis Javier Colmenarejo, un corredor de maratón de buen nivel, asiduo en las primeras posiciones de las carreras madrileñas. Luis Javier llegó a casa después de un entrenamiento, dijo que le dolía la espalda y falleció poco después, probablemente de un infarto de miocardio. Tenía 46 años.

Anteayer se disputó el maratón en Barcelona. El éxito de participación (8.300 atletas completaron los 42,195 kilómetros, una cifra récord) quedó terriblemente empañado por la tragedia de otro fallecimiento.

Colin Dunne, jugador de hurling y maestro de escuela irlandés, moría el domingo tras detenerse en el kilómetro 34 del maratón barcelonés. Una nueva tragedia que ha alertado a los médicos del deporte, que inciden en la importancia de las revisiones. El doctor Pedro Manonelles, secretario general de FEMEDE (Federación Española de Medicina Deportiva) considera que 'es peligroso que la gente se lance a correr maratones sin un control médico. Lo sorprendente es que son decenas de miles los que participan en los maratones populares y, sin embargo, casi podemos contar con los dedos de las manos a los que acuden a hacerse pruebas'.

'Está muy claro continúa el doctor Manonelles que en los corredores mayores de 35 años hay que realizar un electrocardiograma de esfuerzo. Es decir, hay que medir el funcionamiento del corazón en condiciones similares a las de la competición. A estas edades, la causa de muerte más importante suele ser el infarto de miocardio'.

En personas más jóvenes no suele ser el infarto el responsable de la muerte sino las arritmia (a veces como consecuencia de un defecto cardíaco de nacimiento) o incluso las hiponatremias (caídas de los niveles de sodio en sangre que pueden ocasionarse por beber demasiada agua en carrera). 'Quizá la única salida es implantar los chequeos médicos de forma obligatoria en los maratones porque, si no, en una mentalidad latina como la nuestra, no hay nada que hacer'.

El doctor Juan Manuel Alonso, director médico de la Federación Internacional de Atletismo (IAAF), insiste en que 'debería ser obligatorio en nuestro país que todas las personas que corren maratón y todos los federados se hayan sometido, al menos, a un electrocardiograma en reposo de 12 derivaciones. En Italia sí es obligatorio'.

El doctor Alonso considera que 'además, yo creo que los organizadores de las maratones deberían insistir más en garantizar la salud de los inscritos desde el punto de vista cardiovascular'. En cualquier caso, este médico especializado en atletismo dice que la clave está en 'que te examine un médico deportivo antes de comenzar a entrenarse para una maratón'.

El doctor Pedro Celaya, uno de los máximos expertos en medicina del ciclismo, opina que la muerte del irlandés Dunne en el Maratón de Barcelona es complicado de evitar. 'En su caso, con 27 años, es muy difícil de prevenir. La muerte súbita en jóvenes deportistas suele estar causada por trastornos arrítmicos malignos, difíciles de diagnosticar'.

El doctor Celaya, que supervisa actualmente al ciclista Alberto Contador, señala que 'lo que hay que evitar es que personas con enfermedades subyacentes se inscriban para participar en maratones sin un control médico. Los hipertensos, por ejemplo, aunque estén bajo tratamiento, no deberían participar en una prueba de 42 kilómetros. Es excesivo. Hay que tener en cuenta que un maratón implica una gran sobrecarga cardiovascular con deshidratación añadida'.