Público
Público

Los médicos de familia realizan un paro en repulsa por el suceso de Moratalla

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los médicos de familia y residentes han llevado a cabo hoy un paro de cinco minutos en los centros de salud, en los servicios de urgencias y en las unidades de transporte medicalizadas en repulsa por el tiroteo ocurrido en la localidad murciana de Moratalla.

Convocados por la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC), los facultativos han expresado su máxima condena al suceso que costó la vida a una doctora y en el que resultó herido un conductor de ambulancia.

Al acto, celebrado a las doce horas, se han sumado especialistas, residentes y profesionales sanitarios que querían expresar también su condena a este tipo de sucesos.

El gerente de Atención Primaria del Centro de Salud Espronceda de Madrid, Manuel Ballarín, ha denunciado, en declaraciones a EFE, que se permita llegar a estas situaciones "tan límite" en lugar de tomar medidas a tiempo, cuando se dan circunstancias previas que hasta ahora se consideran únicamente "faltas" y tienen "repercusiones mínimas".

A su juicio, estos hechos son el reflejo de "una situación totalmente intolerable" y el resultado de todos los atentados que se producen diariamente contra los funcionarios públicos.

Los facultativos han reclamado que, para evitar casos como el de Murcia, se ponga en marcha el procedimiento institucional que incluye tanto la mejora de la organización de los centros de salud, la denuncia de las situaciones ofensivas y la implicación judicial.

Los miembros de esta sociedad científica, que representa a casi 20.000 profesionales de Atención Primaria, han expresado su solidaridad con las víctimas y sus familiares.

SemFYC recuerda que la doctora fallecida era médico residente de cuarto año de la especialidad de Medicina Familiar y Comunitaria y que, en el momento de la agresión con arma de fuego, ejercía su labor como médico de guardia en el servicio de urgencias.