Público
Público

Médicos Sin Fronteras advierte a los donantes de que los niños necesitan leche y huevos, no harina

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Médicos Sin Fronteras (MSF) reclama al Gobierno que la desnutrición infantil aguda-severa sea prioritaria en el Plan Director de Cooperación 2009-2012 y que lidere un cambio para que los países donantes destinen leche, huevos y alimentación terapéutica a los niños con esta enfermedad en lugar de harinas vegetales.

MSF ha inaugurado hoy una exposición junto al Museo Reina Sofía de Madrid como parte de una campaña de concienciación sobre esta "emergencia médica desatendida", que afecta a 20 millones de niños de una veintena de países, principalmente africanos, y causa la muerte a 10.000 menores de 5 años cada día.

En torno al 90 por ciento de los que son ingresados o reciben tratamiento ambulatorio con alimentación terapéutica de pasta de cacahuete enriquecida con leche se salvan, según datos de MSF.

"Se nos acusa de pedir siempre dinero, pero esto es un parche. Lo que queremos es una reorientación de políticas para que las ayudas se adecúen a las necesidades de proteínas animales de los niños de entre seis meses y dos o tres años", ha declarado a Efe el responsable de MSF en España, Carlos Ugarte.

Según este responsable, las ayudas que se envían desde hace años a países con crisis alimentaria consisten básicamente en mezclas de harinas de maíz y trigo enriquecidas con soja, que sí pueden ser idóneas para alimentar a los adultos.

La primera infancia, sin embargo, necesita nutrientes de origen animal como leche y huevos, además de alimentación terapéutica (en caso de desnutrición), que tampoco forma parte de las donaciones internacionales.

Si el niño no recibe los alimentos adecuados, llega a su propia consunción y enferma, ha dicho Urgarte, quien ha advertido de que la soja bloquea la absorción de minerales como el zinc.

"Se da la paradoja de que en tiempos de crisis alimentaria el nivel de mortandad no disminuye a pesar de las donaciones. Los criterios que aplican los donantes no son las necesidades reales, sino enviar lo que les sobra", ha concluido en alusión a los excedentes agrícolas.

En un llamamiento leído por la doctora María Basarán, se ha pedido la constitución de un fondo específico contra la desnutrición infantil aguda-severa y que España suscriba acuerdos bilaterales para afrontar este problema de forma adecuada en los países que lo sufren.

Médicos y enfermeros de MSF explican con ayuda de vídeos, paneles y material médico cómo se diagnostica el grado de desnutrición según el perímetro braquial de los niños de entre seis meses y 5 años, su peso y talla.