Publicado: 29.10.2014 14:20 |Actualizado: 29.10.2014 14:20

Médicos sin Fronteras alerta de que los casos de ébola podrían llegar a 20.000 en noviembre

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La epidemia de ébola que asola África Occidental afecta ya a más de 10.000 personas. La asociación Médicos sin Fronteras (MSF) cree que la enfermedad está completamente fuera de control y estima que podría multiplicar por dos el número de afectados en las próximas tres o cuatro semanas.

El brote nace en enero y hasta marzo no es detectado por las autoridades sanitarias. Desde entonces, el virus ha avanzado a una velocidad vertiginosa. El número oficial de casos detectados en agosto era de 3700. En los últimos tres meses esa cifra se ha duplicado. Entre agosto y octubre las cifras oficiales han registrado un aumento de más de 6.000 infectados. Médicos sin Fronteras asegura que los casos desconocidos podrían duplicar a los oficiales, por lo que no es posible hacer un cálculo exacto del número de afectados.

La organización sanitaria destaque que los infectados son sólo "la punta del iceberg" de un problema más amplio desencadenado por el brote. Los sistemas de salud de los países afectados están completamente colapsados y están dejando de tratar otras enfermedades que tienen cura como la malaria, diarréas o neumonías. Además, se están dejando de hacer cirugías de emergencia por miedo a posibles contagios. MSF denuncia que el ébola ha causado una "crisis humanitaria compleja" con un gran número de muertos de manera indirecta de los que no hay cálculos concretos.

"Los líderes mundiales tienen ceguera, sordera y lentitud de pensamiento"

José Antonio Bastos, presidente de Médicos sin Fronteras España, denuncia que existe una posibilidad completa de acabar con la epidemia, pero que no se está dando la respuesta necesaria. Acusa a los líderes mundiales de "demostrar ceguera, sordera y lentitud de pensamiento" a la hora de atajar "un problema muy grave que puede afectar a toda la humanidad".

En esta línea, la organización médico-humanitaria pide a la comunidad internacional que aporte los 1.000 millones de euros que reclama la OMS para luchar contra el virus. Además, instan a los Gobiernos a no limitarse a dar una respuesta económica y les pide desplegar equipos entrenados sobre el terreno.

"Se trata de enviar gente entrenada que pueda empezar a trabajar inmediatamente, no de enviar recursos para que se entrenen", ha declarado Bastos, que estima que se necesita la mano de obra de al menos 5.000 sanitarios para dar una respuesta contundente a la epidemia. "Financiar a actores intermedios es una posiblididad que ya está sobrepasada, hace falta impacto inmediato", sentencia Bastos.

Médicos sin Fronteras ha puesto en marcha la campaña #StopEbola con el doble objetivo de financiarse y concienciar a la ciudadanía de la magnitud de la epidemia para ejercer presión popular sobre Gobierno y pedirle una mayor contribución. La organización asegura estar desbordada y pide ayuda.

Las donaciones en España superan a las aportaciones del GobiernoMSF asegura haber recaudado 750.00 euros en donaciones en España. Esta cifra se aleja de su objetivo de conseguir cuatro millones de euros para financiar sus acciones en África Occidental. Sin embargo,  supera al medio millón de euros que aporta el Gobierno de España en luchar contra la enfermedad sobre el terreno.

La labor del Gobierno español contrasta con la de Cuba. Para Bastos, su  respuesta ha sido "más rápida, más eficaz y más contundente con menos posibilidades". Lo que, según él, demuestra que la escasa respuesta de los países occidentales "es una cuestión de voluntad". Médicos sin Fronteras asegura que va seguir habiendo casos aislados en los países occidentales mientras no se pongan medios para detener la epidemia en su origen.

En su comparecencia ante la prensa, el presidente de MSF España ha defendido la labor de Teresa Rodríguez ante los ataques que ha sufrido recientemente. Asegura que es importantísimo que no se obstruya la labor de los "héroes" que toman la decisión de combatir el el virus. "El ébola es una enfermedad muy cruel que ataca a los sanitarios que quieren combatirla, por eso debemos apoyar a los profesionales bajo cualquier circunstancia", ha sentenciado Bastos.