Público
Público

Médicos sin Fronteras halla 60 cadáveres de refugiados en las costa de Yemen

Fueron obligados a lanzarse al mar ya que el barco pertenecía a unos traficantes que temían ser descubiertos por los guardacostas yemeníes. Otro grupo encontrado por la ONG había sufrido un naufragio al intentar llegar a la mis

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La organización no gubernamental Médicos sin Fronteras (MSF) encontró el pasado viernes y el domingo los cadáveres de 60 refugiados somalís y etíopes en las costas de Yemen. Los refugiados habían intentado alcanzar el país en barco huyendo de la guerra y las condiciones de absoluta pobreza de sus lugares de origen.

La organización humanitaria ha informado desde su sede en Barcelona que algunas de las personas halladas habrían sido obligadas a lanzarse al mar desde el barco, que pertenecía a unos traficantes que los embarcó en la ciudad portuaria de Bossaso (Somalia).Habían estado dos días cruzando el Golfo de Adén en condiciones extremadamente duras.

Unos de los supervivientes ha contado al equipo de Médico sin Fronteras que cuando estaban llegando a la costa de Yemen, 'los traficantes vieron unas luces en tierra, temían ser vistos por los guardacostas, y nos obligaron a lanzarnos al mar, a pesar de que el agua era muy profunda'.

'Varias personas no sabían nadar y se ahogaron' explica este superviviente. También cuenta que otros sufrieron graves heridas, y relata como una mujer embarazada fue alcanzada por la hélice del propio barco después de ser obligada a saltar al mar. Cuando MSF la encontró, la mujer tenía cuatro fracturas en una pierna y su estado era crítico.

Más tarde, el equipo de la ONG descubrió a otro grupo de refugiados que habían permanecido en la playa durante varias horas tratando de recobrar fuerzas después de que su barco volcara.

Los supervivientes habían enterrado a 23 compañeros de viaje que murieron a causa del naufragio. Afortunadamente, cuando MSF llegó todavía había personas vivas en el barco.

La cercanía del barco a la playa permitió que el personal de la ONG pudiera rescatar aún a dos mujeres y un hombre sanos que estaban atrapados en el interior del casco.

Según el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para el Refugiado (ACNUR), más de 32.000 personas han hecho este viaje desde principios de 2008, huyendo de la guerra y la pobreza en el Cuerno de África.

Las condiciones del viaje son extremadamente duras y el número de víctimas mortales es alto. Así, desde principios de septiembre de 2008, al menos 114 personas han sido encontradas muertas en la región de Abyan, sin incluir los cadáveres arrastrados por la corriente a la orilla y enterrados por los pescadores, según MSF.

'Últimamente, se ha centrado la atención en la piratería en las aguas del Cuerno de África', ha señalado Francis Couter, coordinador general de MSF en Yemen, quien opina que 'desafortunadamente, hay muy poca atención en el drama de los refugiados que cruzan las mismas aguas en condiciones horribles. Es necesario hacer mucho más en este tema'.