Público
Público

Los médicos, satisfechos con su sueldo pero desmotivados profesionalmente

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los médicos de atención primaria (AP) se encuentran satisfechos con su sueldo, a pesar del descenso experimentado, porque creen que de esa forma contribuyen a la sostenibilidad del sistema sanitario, pero de forma mayoritaria se sienten desmotivados, sobre todo por la sobrecarga asistencial.

Asturias, País Vasco, Murcia, Aragón, La Rioja, Castilla-La Mancha y Navarra son las comunidades autónomas con mayor grado de satisfacción de los profesionales de atención primaria.

Estas son las principales conclusiones del estudio "Análisis comparado de la situación de los médicos de atención primaria y personal de enfermería de España", llevado a cabo por la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN), presentado hoy en rueda de prensa.

El informe, realizado mediante encuesta telefónica con preguntas cerradas a 1.500 médicos de AP y a 1.500 enfermeros que desarrollan su labor en centros de salud de las diferentes comunidades autónomas, pone de relieve que la mayor parte de los profesionales considera válido pero mejorable el actual modelo de atención primaria.

Profesionalizar la gestión del sistema sanitario y una mayor participación de médicos y enfermeros en la toma de decisiones son algunos de los aspectos que la mayoría de los encuestados cree que había que modificar.

"Los gestores no pueden estar al albur de lo que digan las urnas cada cuatro años", ha señalado el doctor Ignacio Cantero, vicesecretario de SEMERGEN y coautor del estudio.

El 91% de los médicos y el 65,5% de los enfermeros afirma soportar una alta carga asistencial.

En este sentido, los médicos creen que un 30% de las consultas que atienden son innecesarias, frente al 13% de las de enfermería.

Por ello, se muestran mayoritariamente a favor de potenciar las consultas no presenciales, tanto de forma telefónica como a través de las redes sociales.

Una gran mayoría de los médicos y enfermeros estaría de acuerdo con que una parte de su sueldo (entre un 20 y un 30%) fuera variable, sujeta a incentivos "claramente bien definidos", como pueden ser los resultados en salud, ha explicado el doctor Cantero.

La encuesta pone también de relieve que uno de cada cuatro profesionales ha sufrido agresiones en el último año por parte de pacientes o sus acompañantes; las mujeres, mayoritariamente verbales y los hombres, físicas.

Más de la mitad de los médicos (54%) y un 78% del personal de enfermería está de acuerdo con establecer la prescripción enfermera, dentro siempre un protocolo de actuación del centro.

El presidente de SEMERGEN, Julio Zarco, ha destacado que el estudio pone fin al "falso conflicto" entre médicos y enfermeros y ha abogado por que la enfermería adopte un rol más activo en la atención primaria.

Por su parte, el presidente del Consejo General de la Enfermería, Máximo González Jurado, ha explicado que la prescripción enfermera está funcionando en otros países y que se trata de una cuestión que "va a entrar dentro de la normalidad".

Entre los cambios que reclaman médicos y enfermeros, destaca también la extensión de la receta electrónica a todas las comunidades autónomas y la implantación de una única historia clínica electrónica para todo el país.

"Queremos una sola historia clínica y no diecisiete", ha señalado el doctor Cantero, quien ha precisado que se trata de que "cualquier médico de España pueda tener acceso a nuestra historia clínica en tiempo real".

Médicos y enfermeros ven necesaria la implantación de sistemas de corresponsabilidad del paciente.

Así, un 86% de los primeros y un 75,4% de los segundos estaría a favor de poner en marcha algún tipo de copago.

El doctor Zarco ha querido matizar al explicar que la pregunta iba en el sentido de aplicar alguna herramienta para racionalizar la asistencia sanitaria, como podría ser la "factura sombra", es decir, que los pacientes conozcan el coste de cada servicio médico que reciben.

Con respecto a los recursos humanos, tanto médicos como personal de enfermería consideran de forma unánime que los centros de salud necesitan más personal (60 y 62%, respectivamente) y mejor equipamiento en tecnologías de la comunicación.

González Jurado ha subrayado que el informe deja claro: "tenemos unos profesionales altamente cualificados y que se quejan poco".