Público
Público

Los médicos que vieron a Neira antes del coma comparecerán hoy como imputados

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los tres médicos que vieron a Jesús Neira, el profesor que fue agredido el pasado día 2 en Majadahonda cuando defendía a una mujer que supuestamente estaba siendo maltratada, antes de que entrara en coma cuatro días después, comparecerán hoy ante el juez como imputados.

Se trata de los dos médicos que atendieron a Neira en el hospital Puerta de Hierro de Madrid los pasados 2 y 4 de agosto, y el que le vio en el hospital de Móstoles el día 5, informaron a Efe fuentes jurídicas.

La comparecencia ha sido ordenada por el titular del Juzgado número 4 de Majadahonda, que investiga no sólo la agresión sobre Jesús Neira, por la que el día 13 decretó prisión sin fianza para Antonio P.R., sino también la denuncia de la familia por una supuesta negligencia médica en la atención al profesor.

Según relató a Efe la familia, ninguno de esos tres médicos le practicó pruebas que hubieran detectado posibles lesiones cerebrales y los dos primeros ni siquiera se percataron de que tenía dos costillas rotas.

Tanto la mujer del profesor, Isabel Cepeda, como el portavoz y abogado de la familia, Javier Castro, explicaron que Jesús Neira acudió el mismo día 2 al Centro de Salud de Majadahonda y al Puerta de Hierro, donde le hicieron un parte de lesiones, y volvió a este hospital dos días después, donde se le recetó antiinflamatorio y analgésico.

El día 3, cuando se celebró el juicio rápido por la agresión, fue visto por un médico forense, y el día 4, cada vez con más dolor, según contó la familia, volvió con su mujer al Puerta de Hierro pero tampoco se le realizó un escáner ni una resonancia cerebrales y también pasó desapercibida la fractura de las dos costillas.

Al día siguiente, ya con un fortísimo dolor de cabeza, decidieron acudir al hospital de Móstoles, en el que estaba siendo tratado de sus problemas de corazón, donde sí se descubre las costillas rotas y se le recomienda una faja torácica, pero tampoco se efectúan pruebas en la cabeza.

El día 6, su esposa le encuentra inconsciente, en coma según confirman los médicos de urgencia que acuden al domicilio, y es trasladado al Puerta de Hierro, donde aún permanece "grave aunque estable" y con "respiración asistida", según el parte facilitado hoy mismo.