Publicado: 04.12.2013 11:16 |Actualizado: 04.12.2013 11:16

Las medidas de austeridad socavan los derechos humanos, según un informe del Consejo de Europa

Nils Muižnieks, comisario de Derechos Humanos del Consejo de Europa, asegura que es urgente revitalizar el modelo social europeo.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

"Muchos gobiernos en Europa que han impuesto medidas austeridad han olvidado sus obligaciones con respecto a los derechos humanos, especialmente se han olvidado de los derechos sociales y económicos de los más vulnerables. Se han olvidado también de garantizar un acceso equitativo a la Justicia. Lamentablemente, los mercados y la troika han descuidado los derechos humanos en sus programaya de rescate". Nils Muižnieks, comisario de Derechos Humanos del Consejo de Europa, fue este miércoles categórico y firme en sus críticas a las programas de austeridad que recorren Europa durante la presentación de un informe sobre el impacto de la crisis económica en la protección de los derechos humanos.

Muižnieks señaló señaló que las medidas de austeridad han socavado los derechos humanos de varias maneras: "Cuando la UE, como actor central de la gobernanza económica, y la troika establecen condiciones en sus programas de rescate, no tienen suficientemente en cuenta el impacto sobre los derechos humanos de la ciudadanía. La austeridad y las condiciones de los rescates carecen de transparencia, no rinden cuentas a los ciudadanos y limitan la participación pública. Las condiciones onerosas de estos programas impiden que los gobiernos inviertan en protección social, en salud y en educación".

Lo peor de esta larga crisis apuntó Muižnieks es que se está cebando con los grupos sociales más débiles y vulnerables, en especial los niños y los jóvenes. Muižnieks puso el foco en el desempleo juvenil en Europa, que ya ha alcanzado niveles sin precedentes, con millones de jóvenes desempleados y "el futuro llenos de cicatrices". Los recortes en educación y en políticas sociales están expulsando a miles de jóvenes de la escuelas para intentar encontrar un empleo y mantener a sus familias. "Corremos el riego de que vuelva a resurgir el trabajo infantil y la explotación", dijo el comisario de Derechos Humanos. 

Muižnieks subrayó la urgente necesidad de revitalizar el modelo social europeo basado en los fundamentos de la dignidad humana, la solidaridad intergeneracional y el acceso a la justicia para todos. Dio algunos ejemplos: "Los gobiernos deben centrarse en reducir el desempleo juvenil y de larga duración como una prioridad; deben defender políticas de vivienda de protección social para las rentas más bajas y deben prestar más atención a la defensa de la sanidad pública". 

Además, según el comisario del Consejo de Europa, los gobiernos deben implementar medidas en favor de los grupos sociales más desfavorecidos, incluidas las personas con discapacidad y, finalmente, hacer una evaluación del impacto de sus políticas sobre los más débiles. "Los gobiernos deberían fortalecer la eficacia de estructuras que manejen las quejas ciudadanas sobre los derechos sociales y económicos, a la vez que buscan un asesoramiento independiente en la toma de decisiones sobre las medidas de austeridad y los presupuestos para medir mejor su impacto sobre los derechos humanos y la igualdad", señaló Muižnieks.