Público
Público

Medidas de seguridad extremas junto al tribunal donde juzgarán a Jodorskovski

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las autoridades de Moscú extremaron las medidas de seguridad junto al tribunal del distrito de Jamóvniki, donde hoy se celebrará la audiencia preliminar del nuevo juicio contra el fundador de la petrolera Yukos y otrora hombre más rico de Rusia, Mijaíl Jodorkovski, y su socio Platón Lébedev.

"Más de 300 policías han sido emplazados en las inmediaciones del tribunal y si es necesario serán enviados más", dijo un portavoz de la policía moscovita, citado por la agencia oficial rusa Itar-Tass

Jodorkovski y Lébedev, quienes actualmente cumplen una condena de ocho años de prisión por delitos tributarios de los que se declaran inocentes, afrontan cargos de robo de 35.000 millones de dólares y lavado de dinero, por los que podrían recibir hasta 22 años de prisión.

La víspera, la defensa de Jodorkovski citó una declaración de este último, en la que aseguró que el nuevo proceso será un "espectáculo interesante".

Jodorkovski y Lébedev fueron trasladados a Moscú desde sus respectivos lugares de reclusión, en Siberia Oriental, donde cumplían sus penas.

El magnate, condenado por primera vez en 2005, sostiene que la campaña judicial en su contra ha sido orquestada para despojarle de Yukos, entonces la empresa privada más floreciente del país y ahora repartida entre compañías estatales.

Según los nuevos cargos presentados por la Fiscalía, entre 1998 y 2003 Jodorkovski y Lébedev habrían robado crudo a su propia empresa por valor de más de 892.400 millones de rublos (35.000 millones de dólares al cambio de la época), cifra comparable con toda la capitalización de Yukos.

Además, los fiscales acusan a Jodorkovski y Lébedev de haber lavado el dinero obtenido a raíz del robo de crudo por un monto de más de 487.400 millones de rublos y de 7.500 millones de dólares.

Según cálculos de la prensa, Jodorkovski y Lébedev son acusados de haber robado en total 350 millones de toneladas de crudo, el equivalente a la extracción anual de toda Rusia en aquella época, cuando en ese período Yukos extrajo 347,44 millones de toneladas, menos de lo que habrían sustraído sus dueños.