Público
Público

Medvédev defiende ante Sarkozy la independencia de las regiones georgianas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de Rusia, Dmitri Medvédev, defendió hoy en un mensaje a su homólogo francés, Nicolás Sarkozy, la independencia de las regiones separatistas georgianas, Osetia del Sur y Abjasia, y el despliegue de tropas rusas en sus territorios.

En el primer aniversario de la guerra ruso-georgiana por el control de Osetia del Sur, en cuyo arreglo Francia medió en nombre de la Unión Europea (UE), Medvédev acusó a Georgia de albergar planes revanchistas para reconquistar los territorios perdidos.

"Suscita grave preocupación la actitud de Georgia, desde las incesantes amenazas de restablecer por la fuerza su 'integridad territorial' y la diaria retórica belicista, hasta la concentración de tropas en las frontera con Osetia del Sur y Abjasia y las serias provocaciones en las zonas limítrofes", afirmó el jefe del Kremlin.

Medvédev responsabilizó al líder georgiano, Mijaíl Saakashvili, de la "agresión" de hace un año contra Osetia del Sur, que llevó a Rusia a invadir Georgia y reconocer unilateralmente la independencia autoproclamada de ambos entes separatistas, a cuyos habitantes Moscú había concedido previamente su carta de nacionalidad.

"Es evidente que, como resultado de la política aventurera de Saakashvili, en el Transcáucaso se ha formado una nueva situación geopolítica en la que difícilmente se puede ignorar la existencia de dos nuevos estados", señaló el líder ruso.

Agregó que la principal tarea ahora es "garantizar la paz y la seguridad en el Transcáucaso en interés de todos los pueblos", y que es para ello que Rusia ha desplegado sus tropas en ambas regiones y y suscrito con ellas acuerdos de asistencia en caso de agresión.

El mandatario ruso abogó por la firma de acuerdos vinculantes de no agresión entre Georgia y Osetia del Sur y Abjasia, para evitar la repetición de la guerra, e instó a Occidente a abstenerse de suministrar armas al régimen de Saakashvili.

"Consideramos que la comunidad mundial debe mostrar una responsabilidad solidaria, para que los dirigentes georgianos no se hagan ilusiones respecto a la posibilidad de resolver impunemente sus problemas por vía militar", indicó, según la agencia Interfax.

Por otra parte, Medvédev alabó la labor de los observadores de la UE en Georgia y lamentó la salida de las misiones de la OSCE y la ONU de Osetia y Abjasia, que fue forzada por Moscú misma por no reconocer la independencia de ambos entes separatistas.

Por último, alabó la mediación de Sarkozy para detener aquella "guerra de cinco días" (8-12 de agosto) y señaló que el plan de arreglo acordado entonces con París sigue siendo hasta hoy día el "único código de conducta" en esa zona del Cáucaso.

Medvédev aseguró que Moscú "cumplió plenamente" sus compromisos dentro de aquel plan de arreglo, a pesar de que las tropas rusas y separatistas siguen ocupando las localidades georgianas de Osetia, un 20 por ciento de su territorio, que debían devolver a sus habitantes.