Público
Público

Medvédev dice que Rusia y Georgia normalizarán sus relaciones, pero no con Saakashvili

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente ruso, Dmitri Medvédev, aseguró hoy que tarde o temprano Rusia y Georgia normalizarán sus relaciones, aunque afirmó que esto no ocurrirá mientras Mijaíl Saakashvili sea el jefe del Estado georgiano.

"Estoy convencido de que tarde o temprano normalizaremos y tendremos relaciones plenas con Georgia, como no puede ser de otra manera", afirmó el jefe del Kremlin durante una rueda de prensa conjunta con el líder de la región separatista de Abjasia, Serguéi Bagapsh.

Medvédev matizó, sin embargo, que con el actual presidente no quiere tener nada que ver y afirmó que "para Rusia, (Saakashvili) es persona non grata".

"Siempre tuvimos y tendremos sentimientos de amistad con el pueblo georgiano. Estoy convencido de que incluso aquel duro conflicto que tuvo lugar en 2008 no afectará a las relaciones", expresó Medvédev, citado por la agencia Interfax.

Respecto a la guerra que libraron Rusia y Georgia en agosto de hace dos años por el control de la región separatista georgiana de Osetia del Sur, el jefe del Kremlin afirmó que "el régimen de Saakashvili, es decir, el régimen gobernante es el único responsable directo de lo que ocurrió".

Calificó de crimen la muerte de civiles provocados por las acciones de la parte georgiana y declaró que como tal "debe recibir su evaluación jurídica adecuada".

"Para una gran parte de gente honrada, la evaluación política de lo acontecido es hoy unívoca. A pesar de todo el empeño por parte de la parte georgiana, todos saben quién empezó lo que empezó, quién quiso lo que quiso y quién logró lo que logró", señaló.

Rusia y Georgia, que no mantienen relaciones diplomáticas desde la guerra de 2008, reanudaron parcialmente el mes pasado las comunicaciones aéreas con un primer vuelo chárter entre sus respectivas capitales.

Durante las conversaciones con Bagapsh, Medvédev señaló que se trata de la primera gran visita oficial del líder abjaso a Moscú después del reconocimiento de la independencia de Abjasia y Osetia del Sur a fines de agosto de 2008.

"El año pasado no transcurrió en balde. Trabajamos, preparamos el fundamento de una base normativa y cerramos una serie de documentos y acuerdos. Nuestro encuentro y negociaciones de hoy culminarán con la firma de un gran paquete de documentos", dijo el jefe del Kremlin al comienzo de su encuentro con el líder abjaso.

Además de Moscú, la independencia de esas dos entidades secesionistas fue reconocida posteriormente también por Nicaragua, Venezuela y el pequeño estado isleño de Nauru, en Micronesia.