Público
Público

Medvédev elige España para su primera visita de Estado a un país de la UE

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente ruso, Dmitri Medvédev, viaja hoy a España, la primera visita a un país miembro de la Unión Europea (UE) desde que asumió la jefatura del Kremlin en mayo de 2008.

"Nos sentimos muy honrados. Esto es un ejemplo patente de la voluntad de Rusia de impulsar las relaciones y convertirlas en prioritarias", señaló a Efe Juan Antonio March Pujol, embajador español en Rusia.

Medvédev, que se reunió por vez primera con el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, en octubre pasado en San Petersburgo, visitará España entre el 1 y el 3 de marzo a invitación del rey Juan Carlos I.

"Su Majestad el Rey también fue el 19 de junio pasado el primer jefe de Estado en ser recibido por el presidente ruso tras asumir sus funciones", recordó March, quien considera que "toda visita de Estado va acompañada de un gran impulso a las relaciones".

Durante la visita "se firmará una declaración política que hablará de una relación de carácter estratégico y numerosos acuerdos de defensa, turísticos y de cooperación económica".

Entre ellos, figura un acuerdo intergubernamental de tránsito de tropas españolas, armas y equipos militares a través de territorio ruso con destino a Afganistán, según anunció Serguéi Prijodko, asesor del Kremlin para Asuntos Internacionales.

Los aviones que transporten personal militar, con sus armas de reglamento y medios de defensa individuales y objetos personales, podrán sobrevolar el territorio ruso sin escalas, que sí tendrá que hacer el transporte de armamento y equipamiento militar.

El asesor del Kremlin adelantó que, durante su encuentro el martes en Madrid, Medvédev y Zapatero "intercambiarán opiniones sobre los conflictos regionales más agudos (...), la creación de una nueva arquitectura de seguridad internacional y la cooperación entre Rusia y la OTAN".

De hecho, el presidente del Gobierno español fue uno de los primeros mandatarios europeos en expresar el pasado año su apoyo a la iniciativa rusa de crear un nuevo sistema de seguridad que sustituya a la actual arquitectura euro-atlántica.

Además, añadió Prijodko, "se discutirá la forma de aliviar las consecuencias y superar la actual crisis económica mundial en el contexto de la cumbre del G20 que tendrá lugar en abril en Londres".

El embajador español aseguró que "las relaciones han progresado enormemente" en los últimos meses y expresó su confianza de que "durante la Presidencia de la UE en 2010, España pueda contribuir a que la cooperación avance a plena satisfacción de ambas partes".

"España es partidaria de la firma de un acuerdo de cooperación de gran envergadura entre la UE y Rusia", cuyas negociaciones se reanudaron tras un parón de casi tres meses debido a la guerra de Osetia del Sur, señaló.

Durante la visita, Medvédev y su esposa, Svetlana, almorzarán el lunes con los Reyes y asistirán a una cena de gala en el Palacio de Oriente.

Además, recibirá las llaves de la ciudad de manos del alcalde de Madrid y asistirá en el Museo Reina Sofía a la primera reunión del foro de la Fundación de Cooperación España-Rusia creado en septiembre de 2008 por Zapatero y el entonces presidente y actual primer ministro ruso, Vladímir Putin.

Medvédev también tendrá la oportunidad de dirigirse personalmente a los empresarios en la sede de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE).

En el plano económico, ambas partes han destacado que la comisión mixta España-Rusia se reuniera en octubre pasado en Madrid, tras un receso de tres años y medio, con la participación del viceprimer ministro ruso Alexandr Zhúkov.

Los intercambios comerciales entre ambos países se multiplicaron por cinco en el último lustro hasta alcanzar los 9.300 millones de dólares en 2008, gracias al incremento del 17 por ciento de las exportaciones rusas y del 32 por ciento de las españolas.

El embajador mencionó como sectores con perspectivas de negocios para las empresas españolas en Rusia el de piezas de automóvil, material de decoración, ropa, zapatos, ferroviario y, por supuesto, el hotelero, no en vano España es el tercer destino de los turistas rusos, tras Egipto y Turquía.

En cuanto a las importaciones españoles, más del 80 por ciento corresponden a la compra de hidrocarburos y productos energéticos rusos, lo que ha llevado a ambos partes a insistir en la diversificación de los intercambios comerciales.